Actividad física

La actividad física se trata de cualquier actividad o ejercicio que supone el movimiento corporal y un consecuente gasto de energía. Además de producir efectos notorios a nivel físico, la actividad física también nos afecta a nivel emocional y psíquico. Este tipo de actividad puede realizarse de forma espontánea e informal, o bien de forma planeada y siguiendo una rutina pautada.

En cierta forma podemos calificar a la actividad física como una capacidad presente en la mayoría de los seres vivos. Sin embargo, los humanos cuentan con la opción de planificar este tipo de actividad pensando en obtener beneficios o resultados específicos. Por lo general, la actividad física nos sirve para llevar una vida saludable, aunque también nos permite bajar de peso o mantenernos en forma.

Algunos beneficios de practicar actividad física de forma regular son: Bienestar físico, emocional y psíquico, ayuda a combatir el estrés, activa componentes químicos que nos hacen sentir bien, y sirve para eliminar toxinas. La actividad física se puede practicar individual o en grupo; podemos realizarla en casa, al aire libre o instituciones pensadas para ello como los gimnasios.

La actividad física se refiere a cualquier tipo de movimiento corporal.

Existen distintas formas de realizar actividad física y, por lo general, depende de nuestras necesidades y objetivos. Incluso podemos considerar como actividad física algunas actividades rutinarias que realizamos cotidianamente. En estos casos podemos mencionar el caminar para hacer las compras o ir al trabajo, limpiar la casa y hasta pasear al perro.

Otras actividades físicas más formales y planeadas son la ejercitación voluntaria y aquí también contamos con distintas opciones. Así podemos salir a correr todos los días, ir al gimnasio, practicar yoga, pilates, zumba o cualquier otro ejercicio de nuestra preferencia. La actividad física planificada se puede realizar por cuenta propia, podemos inscribirnos al gimnasio o a una clase.

Por lo general, las opciones de ejercitación planeada cubren un gran espectro de necesidades para todos los públicos. En estos casos es importante considerar nuestras preferencias, el tipo de ejercicio que nos gustaría practicar y el método que nos conviene. Esto se debe a que existen distintas opciones que conllevan distintos ritmos y niveles de intensidad con los que obtendremos diferentes resultados.

Beneficios de la actividad física

Ya hemos señalado que practicar cualquier tipo de actividad física tiene efectos beneficiosos para nuestra salud. Por ello resulta interesante conocer un poco más acerca de estos beneficios para tenerlos en cuenta y adoptar esta costumbre a nuestras rutinas.

A nivel corporal y físico, la actividad física nos brinda estos beneficios:

  • Activar el metabolismo
  • Fortalecer los músculos
  • Mejorar la circulación
  • Perder grasa

Pero también tiene un impacto positivo a nivel emocional y psíquico ya que nos permite: Desestresarnos, gastar fuerzas extra y renovar energías. En este sentido sirve para canalizar nuestras preocupaciones de una forma saludable en lugar de acumularlas y que nos generen ansiedad o algún otro trastorno psíquico.

También ayuda a la sociabilidad cuando lo practicamos en lugares o instituciones públicas donde podemos conocer gente. Esto sirve además como motivación extra ya que al interactuar o relacionarse con otras personas nos sentimos acompañados.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *