Viernes Santo

Dentro de la Semana Santa, el Viernes Santo es una de las fechas más representativas en el cristianismo. Durante el Viernes Santo se conmemora la crucifixión y muerte de Jesucristo. Los cristianos conmemoran este día guardando ayuno y abstinencia de carne a modo de penitencia.

Los católicos no celebran la eucaristía durante el Viernes Santo, aunque sí se conmemora otra tradición especial. Se trata de la Liturgia de la Pasión del Señor que se celebra a media tarde de ese día. Esta Liturgia se celebra a las 15 hs. ya que se considera que esa fue la hora en que Jesús murió en la cruz.

La celebración de la Liturgia conlleva una serie de tradiciones y simbolismos específicos. Por ejemplo, el sacerdote y el diácono usan adornos en colores rojos que representan la sangre de Jesús derramada en la cruz. En el caso de los obispos, se presentan a esta celebración sin sus anillos pastorales ni sus báculos.

viernes-santo

El Viernes Santo se conmemora la crucifixión y muerte de Jesús.

Las tradiciones de esta celebración también se destacan en cuanto a la decoración y ambientación de la Iglesia. Antes de iniciar la celebración, el templo se encuentra con las luces apagadas o a con luces a medias. El altar no presenta adornos ni manteles y al costado de éste se coloca un pedestal donde se posará la santa cruz a ofrecer en veneración.

Esta Liturgia se comienza en silencio con el sacerdote postrado frente al altar con su cabeza hacía el suelo. Esto trata de recordar la agonía sufrida por Jesús, los ministros, el diácono y los fieles permanecen de rodillas por unos minutos. Cuando el sacerdote se levanta y toma su posición, reza una oración y luego comienza la Liturgia de la Palabra.

Luego de las lecturas comienza el relato de la Pasión de Cristo según san Juan, en este relato pueden participar más de una persona asumiendo los diferentes papeles. La Liturgia termina con la Oración universal que se recita solemnemente. Aquí se reza por la Iglesia, el papa, los ministerios y por los fieles, así como la unidad entre los creyentes, los fieles de otras religiones y los no creyentes también.

Celebración del Viernes Santo

Finalizada la Liturgia comienza la adoración al Árbol de la Cruz donde se presenta el crucifijo que será adorado. Pero esto comienza con una ceremonia donde el sacerdote y los monaguillos avanzan con la Cruz tapada con una tela roja u oscura. Los monaguillos portan cirios y el sacerdote canta una canción a medida que va descubriendo la Cruz.

Cuando la procesión de la Cruz llega al altar, ésta ya se encuentra descubierta. Entonces el sacerdote y sus acompañantes la besan para que luego hagan lo mismo los fieles. Durante este proceso se canta alguna canción de las aprobadas en el Misal y será la única canción en esta celebración.

Cuando se termina la adoración de la Cruz, colocan un mantel al Altar y se reza el Padre Nuestro. No se celebra el saludo de la paz para pasar directamente a rezar el Cordero de Dios y la distribución de la Comunión. Al final no se ofrece la bendición acostumbrada y se da comienzo a la Vigilia Pascual y la reflexión sobre la muerte de Jesús.

Formato para citar (APA)

“Viernes Santo” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/viernes-santo/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *