Saltar al contenido

Caduceo

La palabra caduceo es un término de origen griego que significa vara de olivo adornada con guirnaldas. Esta palabra deriva de los términos cadux y caduceum del griego y el latín que significan heraldo, que tiene capacidad para apaciguar o calmar. Dentro de la mitología griega, el caduceo era una vara que llevaban heraldos y/o mensajeros, como sucedía con el dios Hermes.

Lo característico de esta vara es que contaba con dos serpientes entrelazadas en vez de las guirnaldas. De acuerdo al mito sobre el caduceo, el dios Hermes vio dos serpientes luchando y logró separarlas con esta vara de forma pacífica. Ante su intervención, las serpientes dejaron de luchar y se separaron. Así se originó el símbolo del caduceo, esta vara lisa rodeada de dos serpientes entrecruzadas y dos alas en el extremo superior.

En la actualidad se identifica al caduceo como el símbolo de la medicina y, en algunos casos, del comercio. Este símbolo también era recurrente dentro de la iconografía cristiana, especialmente de la católica romana. En el cristianismo, el caduceo ha sido asociado con algunas figuras santas como ocurre con Nuestra Señora de los Ángeles.

El caduceo se relaciona con el mito de Hermes y es el símbolo de la medicina.

Aunque los orígenes de este símbolo se encuentran más bien asociados con un símbolo pagano referido al mito de Hermes. Hermes era el dios olímpico mensajero dentro de la mitología griega. Y el mito al que se refiere es el que mencionamos anteriormente sobre Hermes separando dos serpientes que luchaban.

Hasta finales del siglo XIX, el caduceo se usaba como símbolo vinculado a temas de comercio. Sin embargo, luego lo confundieron con el báculo de Asclepio, que pertenecía al dios griego de la medicina. El mito relacionado con Asclepio, que era el hijo de Apolo, señala que contaba con una vara capaz de curar todo tipo de enfermedades.

A diferencia del caduceo, el báculo de Asclepio se presenta como un bastón que tiene una única serpiente enrollada. El dios Asclepio utilizaba este bastón para curar a los enfermos. En cuanto a la serpiente que presentaba este báculo, se creía que representaba la dualidad entre la vida y la muerte.

Usos y significados relacionados

Tal como hemos mencionado, desde finales del siglo XIX y hasta inicios del XX, tanto el caduceo como el báculo de Asclepio se usaban de manera indistinta. Ambos símbolos se empleaban para representar al gremio médico, principalmente dentro de los Estados Unidos. Allí surgió esta confusión tan extendida entre estos símbolos que, aunque parecidos, tienen significados diferentes.

También ciertas tradiciones cristianas han adoptado el símbolo del caduceo relacionándolo con las ciencias médicas. Esto ocurre, por ejemplo, con la iglesia de Costa Rica que decide ignorar el origen pagano del símbolo. En cambio, resaltan la importancia por la medicina debido a los problemas de salud que azotan al mundo.

Además, resulta interesante mencionar que símbolos como el caduceo han sido representados en diferentes culturas y religiones. Aparte de su uso en la mitología griega y el cristianismo, se han visto símbolos parecidos en las tradiciones egipcia y judía.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.