Plutocracia

La plutocracia describe a una forma de gobierno donde el poder se encuentra influido o en manos de los más adinerados. Este concepto también puede hacer referencia a la la clase social conformada por las personas más ricas de un país. Dicha clase social cuenta con un poder o influencia significativas producto de su riqueza.

Esta palabra deriva del término ploutokratía del griego que significa poder de la riqueza. Así, entendemos que se trata de un concepto que define una forma de oligarquía. La misma se refiere a una sociedad controlada o gobernada por una minoría compuesto por gente rica. El uso de este concepto se le atribuye originalmente a Jenofonte.

Algo que caracteriza y diferencia a la plutocracia de otras formas de gobierno es que no se sustenta por ninguna teoría de filosofía política. Este concepto conlleva ciertas connotaciones negativas que advierten sobre los peligros de un sistema de gobierno tan influenciado por los sectores más acaudalados de la sociedad.

Es una forma de gobierno donde los ricos están en el poder o influyen en el mismo.

Suele ocurrir que la plutocracia aparezca como una especie de síntesis entre la democracia, el parlamentarismo y el sufragio universal. En esos casos, no resulta muy extraño que el funcionamiento de la democracia se vea desviado por la influencia de los adinerados. El poder que tiene esta clase social se sustenta en su riqueza y el influjo que el dinero genera.

Originalmente el concepto de plutocracia era considerado como un tipo de oligarquía. Esta concepción se basaba en ciertas experiencias que tuvieron lugar en algunas ciudades-estado de la Grecia clásica y la República Romana. Dichas experiencias se caracterizaron por contar con élites económicas cumpliendo un papel protagónico en el poder político o social.

Además de contar con un importante poder, estas élites convertían la representación política en un requisito elitista. Esto quiere decir que podían llegar a limitar el acceso a esta representación poniendo como condición cierto grado de riqueza. Aunque es importante señalar que esto no es lo mismo al ejercicio de la ciudadanía limitado a un nivel mínimo de riqueza.

Características de la plutocracia

Por lo general y casi de forma exclusiva, la plutocracia se suele instalar en regímenes democráticos y representativos. En ellos suelen caracterizarse por los siguientes aspectos: Estos gobiernos representativos suelen atender los intereses de aquellos sectores que los apoyan sin importar la voluntad popular.

En el ámbito político actual resulta de lo más común que las élites económicas se involucren en la actividad política. Cuando esto sucede se convierten en plutócratas, son un grupo de presión que busca imponer sus intereses en la agenda de gobierno. Tanto el dinero como el poder que tienen estos plutócratas les otorga autoridad para elegir y descartar funcionarios en el poder.

El apoyo de los plutócratas condiciona la lealtad de los gobernantes que deben devolver el favor durante su gestión. De esta manera, cuando los gobernantes no cumplen con su función según lo esperado por la élite, esta puede revocar su mandato cuando lo desee. También es necesario mencionar que el mandatario cuenta con poderes limitados y sometidos a las órdenes de la élite.

Formato para citar (APA)

“Plutocracia” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/plutocracia/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *