Saltar al contenido

Policía

El término policía se refiere al cuerpo encargado de mantener el orden público, hacer cumplir las leyes y a cargo de la seguridad de los ciudadanos. Este cuerpo se encuentra a las órdenes de las autoridades políticas o militares de un Estado. También se emplea esta palabra para referirse a las personas que pertenecen a esta fuerza.

Tal como ya hemos señalado, el cuerpo de policía depende del gobierno de turno y debe hacer cumplir sus mandatos. Además de mantener y asegurar el orden público, la policía se encarga de aprehender a quienes incumplen las normas y leyes. Para ello, en ocasiones la policía tiene permitido hacer uso de la fuerza en casos que así lo requieran.

De acuerdo a las legislaciones vigentes de casi todo el mundo, la policía está habilitada para disuadir, investigar y reprimir delitos. En este sentido, si la situación lo amerita y se cree conveniente, la policía puede reprender y aprehender a culpables y sospechosos. En caso de atrapar a un criminal, luego le corresponde a la autoridad judicial decidir su condena.

La policía es el cuerpo encargado de mantener el orden público en una sociedad.

Cabe mencionar que la policía no solamente interviene cuando un crimen se comete o ya se cometió. También trabaja para prevenir ciertos delitos a través de investigaciones de personas sospechosas. Aunque también se fomenta la seguridad y se intenta disuadir a los criminales con la sola presencia de la policía en la calle.

Como agentes del orden público, los policías también trabajan en casos de accidentes o catástrofes. Aquí se dedican a asistir a la gente o contener la situación según se desarrolla para evitar el pánico. En casos como estos trabajan en conjunto con otros servidores públicos como los bomberos y los paramédicos, por ejemplo.

Para resumir podemos decir que la función principal de la policía consiste en hacer cumplir la ley. Esto se logra muchas veces con su presencia, interviniendo en situaciones críticas e incluso multando a alguien que incumplió alguna norma. En casos extremos puede llegar a hacer uso de la fuerza si alguien se pone violento o no atiende las advertencias.

Características y divisiones de la policía

Dentro del cuerpo de policía existen distintas divisiones de acuerdo a los crímenes que investigan. En este sentido, existen divisiones destinadas al tráfico de drogas, a delitos sexuales, homicidios e incluso para delitos informáticos. Cada una de estas divisiones se centra en investigar aquellos casos y crímenes de su jurisdicción.

Considerando las funciones que hemos mencionado de la policía podemos decir que su trabajo puede ser preventivo o reactivo. En el primer caso se busca evitar delitos con la mera presencia de los policías en la calle o investigan a sospechosos. Decimos que su trabajo es reactivo cuando actúa en casos de emergencia, cuando hay un delito en marcha o ya se cometió.

Otras funciones de la policía son la de asistencia y búsqueda en casos de personas desaparecidas. Y, como ya hemos mencionado, la policía participa y asiste a la gente en casos de catástrofes. Para poder cumplir su labor la policía cuenta con armas, vehículos y otros recursos de utilidad como sus chalecos y radios.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.