Aristocracia

La aristocracia describe una clase social conformada por personas con títulos nobiliarios que han heredado o fueron otorgados por el rey. Aunque también se puede usar esta palabra para describir a un grupo de personas que resalta de los demás por alguna cualidad. El concepto de aristocracia tiene un sentido político y otro social.

Desde un punto de vista político, la aristocracia describe una forma de gobierno accesible únicamente para los miembros superiores de la sociedad. En cuanto al punto de vista social, la aristocracia se entiende como el grupo social más importante de la historia. Fue recién durante el siglo XIX que la aristocracia empezó su decadencia histórica.

Cuando hablamos de aristocracia en el sentido político se trata del gobierno de los mejores. Esto se debe al mismísimo origen griego de la palabra aristocracia, la misma deriva de los términos aristos y kratos. Una traducción literal de ambos términos significa el mejor gobierno, por ello solo personas selectas forman parte de este gobierno.

La aristocracia es una clase social de personas acaudaladas, nobles o poderosas.

Generalmente, las personas que pueden formar parte de un gobierno aristocrático se eligen en base a los siguientes requisitos: Se toma en cuenta su alcurnia, la herencia y el linaje que tienen. También se puede hablar de un gobierno aristocrático basado en aspectos intelectuales, por lo que solo los más cultos e instruidos pueden gobernar.

Otro aspecto del gobierno aristocrático es que se trata de lo opuesto a un gobierno monárquico. Esto se debe a que la monarquía es una forma de gobierno centrada en una única persona, el monarca. Aunque también podemos diferenciar al gobierno aristocrático de la democracia y la plutocracia, la primera es el gobierno del pueblo y la segunda de los ricos.

Si tomamos el concepto de aristocracia desde su perspectiva social, este describe a los grupos más importantes de una sociedad. Aunque históricamente la aristocracia cayó en decadencia luego de la Revolución Francesa, siguió existiendo. En todas las sociedades podemos encontrar grupos sociales aristocráticos hasta en la actualidad.

Características de la aristocracia

Podríamos decir que entre las principales características de este grupo social se destacan los siguientes: Era la clase social que contaba con acceso asegurado al poder económico y política, al conocimiento cultural y hasta los medios de producción. Esta clase social siempre estuvo bien posicionada dentro de la élite y podía llegar a tomar decisiones importantes para la sociedad.

En este sentido, ya sea que la aristocracia formaba o no parte del gobierno de una sociedad su poder era innegable. Siempre se caracterizó por estar conformado por un grupo pequeño y selecto de las personas más influyentes de la sociedad. Por lo general, los miembros de la aristocracia eran los principales agentes económicos y políticos de una sociedad.

Históricamente la aristocracia era la clase privilegiada de una sociedad, en la que se incluían los miembros de las clases sociales más altas y de la nobleza. Relacionado a esto último, se suele decir que la aristocracia señala a la clase noble de cierta nación. En Europa se considera a los miembros de familias reales como la aristocracia.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *