Hipotermia

Hipotermia viene del griego, hypo (debajo), y therme (calor). Es el término utilizado para describir el descenso involuntario de la temperatura corporal por debajo de los 35 grados centígrados. Cuando hace mucho frío, la temperatura corporal puede descender bruscamente. Con solo estar por 2 grados debajo de la temperatura normal del cuerpo, ya se empiezan a percibir problemas, como entorpecimiento en el habla. Un descenso aún mayor puede ocasionar pérdida de conocimiento o incluso la muerte.

A la hora de clasificar la hipotermia, hay tres niveles. El primero es la hipotermia leve, cuando la temperatura está entre los 33 y los 35 grados centígrados. Este tipo de hipotermia incluye síntomas como temblores, torpeza en los movimientos y confusión o distracción de la atención. Es importante detectar cuánto antes la disminución de temperatura en los cuerpos para que la recuperación sea más efectiva y no haya daños irreversibles.

hipotermia

Hipotermia

Se considera hipotermia moderada cuando la temperatura está entre los 30 y los 33 grados. A los síntomas de la hipotermia leve se le suman estados de semiconsciencia, pérdida de memoria y un alto grado de desorientación. El cuerpo no responde adecuadamente y cada vez se hace más evidente el fallo que ocasiona al sistema el descenso de temperatura.

Finalmente está la hipotermia grave, marcada por un descenso de la temperatura corporal por debajo de los 30 grados. Se percibe la dilatación de pupilas, pérdidas de conciencia, disminución de la presión sanguínea y disminución en el ritmo de los latidos cardíacos.

En algunas operaciones los médicos inducen al paciente en una hipotermia artificial, esto permite reducir la exigencia de oxígeno al reducir el ritmo de trabajo de los órganos. El estado de hipotermia puede dividirse a su vez en tres fases, cada una dependiendo al gravedad del caso.

Lo primero que aparece cuando empezamos a sufrir de hipotermia son los escalofríos. Las tareas que requieren destreza en las manos se dificultan, hay una aceleración en la respiración y esta se vuelve superficial. Otro signo externo es la piel de gallina y es normal que el vello corporal se erice. El cuerpo trata de esta forma de crear una capa de aire aislante en todo el cuerpo, pero al tener poco vello no suele ser suficiente.

La segunda fase muestra un nivel de coordinación muscular aún menor, los escalofríos se vuelven más violentos y comienzan a aparecer los desvanecimientos y las dificultades para mantener la atención.

En la tercera fase, denominada hipotermia profunda, puede ocasionarse la muerte. La actividad celular disminuye y eso lleva a una muerte clínica, aunque debido a este retardo también tarda más en suceder la muerte cerebral. Los procesos metabólicos quedan bloqueados, la piel se torna azul y la víctima pierde la capacidad de razonar, mostrando un comportamiento errático e incoherente debido al mal funcionamiento del sistema metabólico y celular.

Para evitar la muerte por hipotermia hay que realizar procedimientos de recalentamiento, con mantas térmicas, bolsas de agua o calentadores. Es muy importante que este procedimiento sea supervisado para evitar quemaduras y lesiones, así como hipotensión debido al cambio brusco de la temperatura corporal.

A lo largo de la historia ha habido numerosos casos de hipotermia que se han convertido en referencias históricas, sucedió cuando se hundió el Titanic, cuando las tropas de Napoleón y las de Hitler intentaron invadir Rusia y con escaladores del monte Everest.

Antónimos de hipotermia

hipertermia, fiebre

Formato para citar (APA)

“Hipotermia” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/hipotermia/ [Consultado: ].