Hígado

El hígado se trata de un órgano glandular presente en el ser humano y otros seres vertebrados. Se caracteriza por ubicarse en la zona superior derecha del abdomen y por tener una forma aplanada, su color rojo oscuro y presentar un tamaño considerable. El hígado participa en las funciones digestivas, se encarga de almacenar nutrientes, eliminar toxinas y segregar bilis.

También resulta común denominar con esta palabra a la zona del cuerpo en la que se ubica. Tal como señalamos, se encuentra en la parte derecha del abdomen y lo recubre una cápsula fibrosa. El hígado cumple con ciertas funciones vitales como colaborar en la transformación de los alimentos en energía y almacenar sangre en nuestro organismo.

Este órgano se encarga de ciertas funciones de gran importancia para el normal funcionamiento de nuestro cuerpo. Entre ellas se encuentra la de almacenar vitaminas, eliminar sustancias dañinas de la sangre y sintetizar proteínas plasmáticas. También se encarga de producir bilis, es decir, la sustancia que hace posible la digestión de alimentos.

El hígado es un importante órgano ubicado en la zona derecha abdominal.

Otras funciones que tiene este órgano son la de metabolizar carbohidratos y lípidos para sintetizar colesterol. Es también el encargado de eliminar la insulina, almacenar glucógeno y vitaminas. Por último, también se dedica a sintetizar proteínas y transformar la sustancia amonio en urea.

El hígado se caracteriza por contar con una división de cuatro lóbulos que se denominan de la siguiente manera: el lóbulo derecho, el lóbulo izquierdo, el lóbulo caudado y el lóbulo cuadrado. Además, el hígado cuenta con un peso de 1.5 kilos aproximadamente y se relaciona principalmente con toda estructura ubicada en la región vecina del abdomen.

Más allá de las diferentes funciones que lleva a cabo este órgano, cabe mencionar las enfermedades que pueden afectarlo. Entre las principales enfermedades que atacan al hígado se encuentran la cirrosis hepática, los distintos tipos de hepatitis y el cáncer de hígado. También puede padecer de esteatohepatitis no alcohólica o algunas enfermedades congénitas como el síndrome de Gilbert.

Salud del hígado

Ya hemos mencionado las funciones y las enfermedades relacionadas al hígado, por eso es importante resguardar su salud. En este sentido, para cuidar nuestro hígado y mantenerlo funcionando correctamente debemos tener ciertas precauciones. Principalmente debemos mantener una alimentación sana que incluya mucha agua y frutas.

Para evitar que el hígado se intoxique y termine generando alguna enfermedad se recomienda evitar las bebidas alcohólicas. Esto se debe a que estas son las principales causantes de la cirrosis. Otra enfermedad que ataca al hígado con frecuencia es el cáncer que provoca un desarrollo acelerado de las células de este órgano que terminan formando un tumor.

Los especialistas consideran que en muchos casos, el cáncer de hígado se relaciona con otras enfermedades como la hepatitis de tipo B o C. Otra posible causante del cáncer de hígado es el abuso de alcohol y hasta la desnutrición. Esto se relaciona igualmente con la cirrosis en la forma en que afecta al órgano y puede terminar provocando un tumor.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *