Corazón humano

El corazón humano representa el órgano central del sistema circulatorio haciendo de bomba que impulsa sangre por todo el cuerpo. Este órgano se encuentra alojado en el tórax sobre el músculo diafragma. Al impulsar la sangre alrededor del organismo, el corazón también permite que lleguen nutrientes y oxígeno a los distintos órganos y tejidos.

Es uno de los primeros órganos en empezar a funcionar incluso antes del nacimiento. En este sentido, el corazón empieza su actividad a la cuarta semana de gestación, a un ritmo entre 80 y 100 latidos por minuto. Así, sigue funcionando hasta que morimos bombeando miles de litros de sangre y latiendo unas 100.000 veces al día.

El corazón se encuentra conformado en su mayoría por fibras musculares que conforman el músculo cardíaco. Las fibras que lo conforman son de un tipo específico característico de este órgano que constituyen el miocardio. A su vez, el corazón está recubierto por una membrana llamada pericardio para separarlo dentro del tórax.

El corazón humano representa el órgano central del sistema circulatorio.

Y también cuenta con una cobertura interna denominada endocardio que sirve para evitar coágulos de sangre y turbulencias. Este órgano presenta un sistema circulatorio propio formado por arterias coronarias por donde recibe nutrientes y oxígeno. Por otra parte, para realizar su bombeo característico cuenta con cuatro cavidades y un sistema de válvulas.

Este sistema de válvulas sirve para limitar la dirección en que pasa la sangre; así, las arterias y venas cumplen funciones específicas. Al respecto cabe señalar que la sangre llega al corazón por medio de las venas y sale por las arterias. Aunque también hay que considerar cada lado del sistema circulatorio para ver de dónde viene y a dónde se dirige la sangre.

Resulta llamativo señalar que las enfermedades del corazón representan una de las principales causas de muerte en todo el mundo. Conocidas como enfermedades coronarias, representan un trastorno en el cual se obstruyen las arterias por exceso de colesterol. Este forma placas que dificulta el acceso de sangre al corazón y termina ocasionando infartos cardíacos.

Características y relaciones

Prevenir enfermedades coronarias es posible si cada individuo presenta la voluntad adecuada para hacerlo. En este sentido, la mejor prevención consiste en tener hábitos saludables con una dieta rica en fibras y vegetales. A la vez se recomienda disminuir alimentos con azúcar y refinados, realizar actividad física regularmente y no fumar.

Por otra parte, el concepto de corazón humano también tiene una perspectiva social más allá del concepto anatómico. Con esto queremos decir que se suele asociar al corazón con los deseos, pasiones y sentimientos de las personas. Por ejemplo: “Mi corazón me dice que para ser feliz debo dedicarme a la música”.

Un poco relacionado al concepto anterior, se suele emplear la palabra corazón a modo de apelativo afectuoso para referirnos a personas queridas. También se le suele decir corazón a aquello que se encuentra en el centro o el interior de alguna cosa. Por ejemplo: “Históricamente se considera al cabildo como el corazón de esta ciudad de origen colonial”.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *