Saltar al contenido

Páncreas

El páncreas es un órgano glandular ubicado en el abdomen del ser humano y otros seres vertebrados. La función de este órgano consiste en producir y aportar los jugos gástricos necesarios para la digestión de alimentos. Además, el páncreas se encarga de segregar el glucagón y la insulina necesaria para el organismo.

Este órgano se caracteriza por contar con un tamaño pequeño y una forma alargada de aproximadamente 15 cm. Tal como mencionamos antes, se ubica en la cavidad abdominal justo detrás del estómago y cerca del hígado. Debido a su ubicación tan particular, se encuentra en contacto estrecho con las estructuras vasculares vitales.

El páncreas suele pesar alrededor de 70 gramos y cuenta con una forma cónica y alargada cuyo grosor puede llegar a los 2.5 cm. Debido a su ubicación, la cabeza pancreática se encuentra junto a la parte final de la vía biliar (por donde se conduce la bilis del hígado al intestino). Podemos distinguir distintas partes del páncreas como: cabeza, cuello, cuerpo, cola, el conducto pancreático y el conducto pancreático accesorio.

El páncreas es un órgano ubicado en la zona estomacal que tiene funciones endocrinas y exocrinas.

Por otra parte, podemos calificar a la función del páncreas como endocrina ya que se encarga de producir ciertas hormonas. Tal es el caso de la insulina que ayuda a limitar la cantidad de glucosa que hay en la sangre. Además tiene una función exocrina ya que se encarga de elaborar el jugo pancreático. Dicho jugo contiene enzimas y se vierte al intestino para colaborar en la digestión de los alimentos.

Entre las principales afecciones al páncreas se encuentra el dolor causado por cálculos del colédoco. Se trata de cálculos que aparecen en el conducto que une al hígado, la vesícula biliar y el duodeno. Así, el dolor pancreático suele sentirse un centímetro arriba y hacia la derecha del ombligo y extenderse hasta 5 cm alrededor de esa zona.

También puede sufrir de pancreatitis que ocurre cuando el órgano se inflama por acción de las enzimas que produce. Así, la pancreatitis tiene lugar cuando las enzimas que se destinan a la digestión se activan dentro del páncreas. Existen dos tipos de pancreatitis: la pancreatitis aguda y la pancreatitis crónica.

Causas y síntomas de pancreatitis

La pancreatitis se trata de una enfermedad bastante grave y por ello es importante conocer sus síntomas y qué la ocasiona. Algunos síntomas de pancreatitis son sentir dolor en la parte superior del abdomen. Este dolor varía en cuanto a su constancia e intensidad y puede extenderse a la espalda y el tronco.

Otros síntomas son elevación de la temperatura corporal, aumento del ritmo cardíaco y respiratorio y hasta vómitos. Además puede alterar la presión de la sangre y que los ojos y la piel tomen una tonalidad amarillenta. Debido a que se presenta de distintas maneras, se realizan distintos estudios para determinar su diagnóstico.

Las causas de pancreatitis varían de acuerdo a si se trata de pancreatitis aguda o crónica. En el primer caso se produce por alcoholismo y cuando se forman cálculos en la vesícula, pero una dieta alta en grasas también puede causarla. La pancreatitis crónica se produce por una alta acumulación de calcio y por la fibrosis del páncreas.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.