Sistema endocrino

El sistema endocrino está conformado por las glándulas y órganos encargados de elaborar hormonas. A este sistema lo conforman la glándula pineal, la tiroidea, las paratiroideas, la suprarrenales, la hipófisis, el hipotálamo, el páncreas y el timo. Además, en los hombres también se cuentan los testículos; mientras que en las mujeres, los ovarios y placenta.

Las hormonas elaboradas por el sistema endocrino se liberan a través de la sangre para llegar a los distintos órganos y tejidos del organismo. Estas hormonas controlan distintas funciones importantes del cuerpo. Así, entre las principales funciones de las hormonas se encuentran el crecimiento y desarrollo corporal, así como el metabolismo y la reproducción.

Aunque no se las tiene tanto en cuenta, tanto las glándulas endocrinas como las hormonas tienen una gran influencia en el funcionamiento del cuerpo en general. De esta manera, el sistema endocrino influye desde las células a los órganos y en numerosas funciones corporales. El sistema endocrino es vital para el crecimiento y desarrollo, la función sexual y reproductiva, el metabolismo y hasta en la regulación del humor.

El sistema endocrino incluye las glándulas y órganos que producen hormonas.

En cierta forma, el sistema endocrino está a cargo de los procesos corporales más lentos, como por ejemplo el crecimiento celular. De esta forma, resulta lo opuesto al sistema nervioso que se encarga de procesos rápidos como el movimiento o la respiración. A pesar de sus diferencias y que se trata de sistemas independientes, suelen colaborar para el buen funcionamiento corporal.

Tal como hemos señalado, este sistema se compone por glándulas y los órganos que producen hormonas. Son las glándulas y las hormonas el pilar de este sistema ya que actúan como una especie de mensajeros químicos. Esto quiere decir que las hormonas se encargan de transmitir información y órdenes entre las células.

Sin embargo, es importante considerar que las hormonas que circulan por la sangre solo afectan a las células que están programadas para ellas. También vale señalar que los niveles hormonales pueden verse afectados por ciertos factores. Entre ellos podemos mencionar desequilibrios de la sangre, estrés e incluso infecciones.

Estructura del sistema endocrino

Ya hemos señalado que este sistema se compone por glándulas y órganos que producen hormonas. Por glándulas nos referimos a aquellos grupos de células que se dedican a producir y liberar sustancias químicas. Para ello, las glándulas extraen propiedades de la sangre que procesan para luego liberar el producto químico a la parte del cuerpo que lo requiera.

Algunas glándulas se caracterizan por liberar secreciones en zonas específicas del cuerpo. Mientras que otras liberan sus secreciones al torrente sanguíneo para que lleguen a las células destinadas. Las principales glándulas endocrinas son la tiroidea, las paratiroideas, la pineal, las reproductoras, las suprarrenales, la hipófisis, el hipotálamo, los ovarios y testículos.

Por el lado de los órganos endocrinos se encuentra el páncreas que también forma parte del sistema digestivo. Existen además otros órganos que producen y liberan hormonas fuera del sistema endocrino tales como: el cerebro, el corazón, el hígado, la piel, la placenta, los pulmones, los riñones y el timo.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *