Feudalismo

Se conoce por feudalismo al sistema político propio de Europa Occidental durante la Edad Media. El feudalismo se caracterizó por contar con un poder político descentralizado. El poder se encontraba distribuido de forma piramidal, partiendo desde los reyes en la cúspide hasta los nobles en la base.

La historia también toma el término feudalismo para referirse al modo de producción propio de esa época. Incluso el marxismo en su materialismo histórico lo calificó como modo de producción feudal. Éste fue la transición, o el sucesor, del modo de producción esclavista propio de la Antigüedad.

El feudalismo además representaba el modelo socio-económico de la Edad Media. Así, el feudalismo se tomaba a nivel local donde el poder era ejercido por las autoridades del lugar. Los centros de poder se encontraban representados por monasterios o castillos fortificados que englobaban zonas rurales.

feudalismo

El feudalismo era el sistema político de la Edad Media.

Este sistema se encontraba representado por una serie de instituciones basadas en una relación particular. Un señor feudal le concedía a sus vasallos un fragmento de sus tierras (feudo) para ser producidas. La relación se cerraba mediante la retribución de los vasallos con su trabajo y producción, a la vez que el señor les brindaba protección.

El término feudalismo no surge sino hasta el siglo XVII, sus raíces se encuentran en la palabra feodum del latín. Aunque se la asocia y relaciona con las palabras feudo y el adjetivo feudal. Estos términos se utilizaron en distintos momentos desde el siglo X y XI, presumiblemente.

El feudalismo ha sido definido de diferentes maneras según el aspecto que quiera tomarse. Así, a nivel institucional el feudalismo marca esa relación entre el señor y el vasallo. Esa relación feudal estaba marcada por condiciones productivas y militares. La otra definición es la marxista que se centra más en la relación socioeconómica propia de esa época.

Historia del feudalismo

El feudalismo surgió como estructura de poder luego de la caída del Imperio Romano. Este hecho ocasionó la ruptura de las estructuras de poder, la del Estado principalmente. Lo que originó que ese poder comenzara a ser ejercido por los señores feudales. Éstos eran propietarios de tierras, que debían administrar y controlar.

Los señores feudales contaban con cierto poder al que se conocía como ban. Aquellos que no contaban con títulos ni poderes debían recurrir a los señores. Le pagaban impuestos al señor feudal o le ofrecían sus servicios para que éste los protegiera cuando arribaran los invasores.

El sistema feudal contaba con cierta jerarquía de relaciones subordinadas. Ésta se caracterizaba por la subordinación según el nivel de poder. En la base se encontraban los campesinos subordinados a los señores. Había señores más poderosos que otros, así que los débiles se subordinaban a los más poderosos. Y todos se encontraban sometidos al rey.

Los historiadores distinguen diferentes etapas del feudalismo. Así señalan un primer feudalismo que se extendió desde el siglo VIII hasta el año mil. O el feudalismo clásico abarcando un período temporal desde el año mil hasta 1240. Al feudalismo clásico lo dividen en dos etapas, una de señoríos independientes y otra de la monarquía feudal.

Formato para citar (APA)

“Feudalismo” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/feudalismo/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *