Rectas paralelas

Las rectas paralelas se trata de dos líneas geométricas que no coinciden en ningún punto. Aunque también podríamos definirlas como rectas que se caracterizan por ser equidistantes, es decir, las separa la misma distancia. El concepto de rectas paralelas es lo opuesto a las rectas perpendiculares que se cruzan en cierto momento.

Algo más que caracteriza a las rectas paralelas es que tienen la misma dirección e inclinación. Es por esa razón que nunca se encuentran en un punto en común, porque hacen el mismo trazado pero por separado. Al contar con la misma inclinación se asemejan a las rectas coincidentes solo que éstas si se encuentran en cierto punto.

Junto con las rectas perpendiculares, las rectas paralelas son las rectas más conocidas y utilizadas. Sin embargo, se trata de rectas opuestas y las paralelas tienen la peculiaridad de no cruzarse jamás. Otras rectas como las oblicuas, por ejemplo, se cruzan en cierto momento formando dos ángulos agudos y dos obtusos.

Las rectas paralelas son líneas con la misma dirección que nunca se cruzan.

Podemos definir a una recta como un elemento unidimensional que consiste en una secuencia de puntos. Esta línea de puntos se caracteriza por prolongarse hacia una determinada dirección de forma indefinida. Es importante señalar que las rectas mantienen la misma dirección en todo momento y es lo opuesto a una curva.

Para identificar rectas paralelas debemos atender que cuenten con la misma dirección y se encuentren separadas. Si cumplen esos dos requisitos y jamás se cruzan o encuentran en algún momento son paralelas. Pueden presentar distintas alineaciones ya sea vertical, horizontal o incluso en forma diagonal.

Sin embargo, la geometría analítica cuenta con distintas ecuaciones para determinar estas cuestiones. La ecuación base toma los valores de una recta y la otra y también señala la inclinación que presentan y el punto en el que cortan el eje vertical. En el caso de las rectas paralelas, cuentan con la misma inclinación pero tienen distintos puntos de corte.

Características de las rectas paralelas

Tal como venimos señalando, las rectas paralelas se encuentran en un mismo plano pero las separa cierta distancia. También pueden extenderse hasta el infinito y de todas formas nunca llegan a encontrarse entre sí. Un ejemplo práctico sobre rectas paralelas son las vías del tren, dos rectas separadas que no se cruzan en ningún punto del trayecto.

Las rectas paralelas se caracterizan por ser simétricas, una es paralela a la otra y la otra es paralela a la primera. También son corolarias en el sentido que presentan una misma dirección y son reflexivas porque son paralelas a sí mismas. Y son transitivas en el sentido que si dos rectas son paralelas y hay otra recta paralela a una de ellas también lo es de la otra.

Lo opuesto a las rectas paralelas son las rectas perpendiculares que al cruzarse entre ellas forman una cruz. De ese cruce surgen cuatro ángulos rectos, es decir, cuatro ángulos de 90 grados. Un claro ejemplo de rectas perpendiculares se da con las rejas de una ventana o la cuadrícula del tablero de ajedrez.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *