Ph del cuerpo humano

El ph es un concepto de la química que señala la acidez o basicidad de un medio o una solución acuosa. Estos niveles se miden con una escala que va del 0 al 14, el valor 7 representa un punto neutro. Mientras que los valores del 0 al 6.9 representan la acidez y del 7 para arriba las bases.

Este concepto también se puede aplicar al cuerpo humano aunque cada parte cuenta con un pH particular. Además, esto significa que no todo el cuerpo humano presenta un nivel neutro de pH. Por el contrario, cada parte de nuestro cuerpo cuenta con un equilibrio propio al que debemos conocer y tratar de mantener.

Cuando existe algún desequilibrio en los valores de pH de nuestro organismo este deja de funcionar correctamente. Por lo general, estos desequilibrios significan que nuestros órganos deben trabajar el doble o funcionan lentamente. Existen una serie de valores recomendados para las distintas partes y sustancias de nuestro cuerpo.

El pH del cuerpo humano señala los valores de acidez o alcalinidad de nuestros fluidos y sustancias.

Los valores de pH de nuestro cuerpo por lo general consideran aspectos como nuestros fluidos y hasta nuestra piel. Así, los niveles de pH recomendados son los siguientes: En la orina entre 4.5 y 8; en la piel entre 4.5 y 5.75; en la saliva entre 7 y 7.4 y en la sangre entre 7.35 y 7.45.

Considerando estos valores de pH podemos decir que nuestro cuerpo tiende a ser más alcalino que ácido. Al respecto, los especialistas consideran que contar con niveles alcalinos puede ayudar a prevenir ciertas enfermedades. La piel, en cambio, presenta un pH ácido como una forma de protección contra ciertas agresiones en la epidermis.

A pesar de estos valores es importante señalar que en nuestro organismo debe existir un equilibrio entre lo ácido y lo alcalino. Esto se debe a que algunas funciones corporales consideran el nivel de pH de nuestro organismo en sus operaciones. Por eso, los fluidos corporales, que se encuentran en un estado más bien líquido, tienen un pH alcalino.

Anormalidades y desequilibrios del pH corporal

Existen dos tipos de anormalidades o desequilibrios del pH que se conocen como acidosis y alcalosis. Tal como sus nombres lo indican, la acidosis ocurre cuando el pH de la sangre es muy bajo o demasiado ácido. En cuanto a la alcalosis, esta se da cuando el pH de la sangre es muy alto o demasiado alcalino.

Estas anormalidades del pH pueden ser ocasionadas por cualquier desequilibrio en los riñones o por altos niveles de CO2 en la sangre. Este último ocurre por desórdenes respiratorios o por aguantar mucho la respiración, incluso. Cualquier desequilibrio del pH en nuestro organismo puede causar una serie de complicaciones o problemas de salud.

Así, algunas consecuencias de tener pH ácido: Caída del pelo y uñas deterioradas, cansancio general, disminuye la actividad inmunológica, dolores musculares, piel irritada, entre otros. Es importante controlar los niveles de alcalinidad en nuestro cuerpo para mejorar nuestro funcionamiento físico.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *