PH neutro

El concepto de pH sirve para medir la acidez en la composición de cualquier elemento o sustancia. Se basa en una escala que cuenta con valores entre el 0 al 14, siendo el 0 el valor de mayor acidez y el 14 el de alcalinidad. Teniendo esto en cuenta podemos decir que el pH neutro se sitúa a la mitad de esta escala, alrededor del 7.

Sin embargo, el pH neutro depende del elemento o sustancia en cuestión. Por ejemplo, si hablamos de jabones para usar en nuestra piel, el pH neutro de estos se sitúa en el valor 5.5 de la escala. Esto se debe, principalmente, a que nuestra piel no presenta un pH neutro sino que más bien tienden a la acidez.

El uso de productos con pH neutro para nuestra piel es importante debido a los microorganismos que la habitan. Estos microorganismos no son dañinos para nosotros y el mismo pH ácido de nuestra piel evita el crecimiento de bacterias. Por otra parte, estos niveles de acidez en nuestra piel también sirven como barrera ante procesos de oxidación.

El pH neutro indica el equilibrio entre acidez y alcalinidad de un elemento o sustancia.

Así, en caso de utilizar jabones con un pH distinto al de nuestra piel puede alterar la función que cumplen esos microorganismos. Recordemos que el pH neutro de nuestra piel se ubica en el valor 5.5 de la escala. En este sentido, los productos de higiene y cosméticos que utilicemos deben respetar ese nivel de pH.

Se recomienda el uso de jabones con pH neutro para no alterar ni eliminar estos microorganismos ni la barrera protectora de nuestra piel. A la vez, mantener los niveles normales de pH de nuestra piel ayuda a optimizar nuestro sistema inmunológico. Por otra parte, esto también evita reacciones adversas a productos con agregados que puedan irritar o dañar nuestra piel.

En conclusión, es importante mantener los niveles de acidez y alcalinidad en nuestro organismo para que funcione óptimamente. Además de los productos de uso externo, estos niveles pueden alterarse o mantenerse con la nutrición. Por lo que equilibrar estos valores depende en gran parte de los alimentos que consumimos y la dieta que llevamos.

Aspectos y características del pH neutro

Hemos señalado la importancia de respetar los valores neutros y normales de nuestro organismo. Pero también es importante conocer un poco más respecto a este concepto propio de la química. Así, el pH o potencial hidrógeno es un valor que mide la alcalinidad o la acidez de una sustancia.

Esta unidad de medida se basa en el porcentaje de hidrógeno presente en dicha sustancia a partir de la cantidad de iones ácidos que contiene. Ya mencionamos que la escala del pH abarca valores entre 0 y 14 por lo que el valor de pH neutro sería el 7. Menos de 7 se considera ácido, más de 7 es alcalino.

En nuestro organismo podemos medir los valores de pH de sustancias como la orina, la saliva o la sangre. Pero nuestra piel también presenta valores de pH y cada uno de estos presenta valores determinados. Los valores de pH de nuestro organismo pueden variar según nuestros hábitos alimenticios, cuestiones atmosféricas o razones de salud.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *