Carbonato de calcio

El carbonato de calcio, también conocido como carbonato cálcico, es un polvo blanco inodoro de origen natural. Como tal, este polvo es un compuesto químico también llamado trioxocarbonato de calcio y su fórmula es CaCO3. Este compuesto químico se emplea en distintas industrias, como la agrícola y la química, por las propiedades que contiene.

Podemos encontrar carbonato de calcio en aguas calcáreas o duras, es decir, aquellas con altos niveles de minerales. Pero este compuesto químico se halla por toda la naturaleza de distintas formas y en varios grados de pureza. Así, podemos encontrar carbonato de calcio en organismos vivos, minerales y en rocas.

Algunas rocas como la caliza se encuentran compuestas principalmente de carbonato de calcio. Pero también podemos encontrarla en aragonito, calcita y hasta en el mármol proveniente del metamorfismo de calizas. En síntesis, el carbonato de calcio conforma distintas estructuras geológicas y organismos de naturaleza caliza.

El carbonato de calcio es un compuesto químico presente en gran parte de la naturaleza.

Teniendo en cuenta que el carbonato de calcio también se encuentra en organismos vivos, vale señalar que forma parte del esqueleto. Principalmente se encuentra en: las cáscaras de huevo de aves y reptiles, conchas de moluscos, esqueletos de corales y en el talo de las algas.

Antes mencionamos que este compuesto se utiliza en varias industrias, incluyendo la agrícola. Al respecto vale mencionar algunos de los beneficios que aporta el uso de este carbonato proveniente de la piedra caliza. Por su origen natural, el carbonato de calcio se usa como fertilizante en la agricultura ecológica.

Entre los beneficios que aporta el carbonato de calcio a la agricultura podemos mencionar: aumenta el pH de suelos ácidos ayudando a reducir la concentración de aluminio en ellos y neutralizar su acidez. Los suelos ácidos presentan una reducida cantidad de nutrientes que resultan esenciales para las plantas.

Beneficios y usos del carbonato de calcio

Además del que ya mencionamos, el carbonato de calcio también le aporta a la agricultura: aumenta la mineralización, la nitrificación y la fertilidad del suelo, permite una disponibilidad mayor de fósforo, mejora la estructura biológica, física y química del suelo. También sirve para limpiar y purificar el agua potable así como favorece el desarrollo saludable de las plantas.

Otras industrias que emplean el carbonato de calcio son la alimenticia, la medicina y la papelera, por ejemplo. En la industria alimenticia, se emplea este compuesto para regular el pH de leche y vinos, como gasificante y anti apelmazante. La medicina lo emplea para aportar mayor calcio y favorecer la salud del corazón, huesos, músculos y del sistema nervioso.

El carbonato de calcio se utiliza igualmente para fabricar antibióticos, controlar malos olores y evitar la propagación de enfermedades. En la industria papelera se usa el carbonato de calcio para rellenar hojas lo que hace el papel más durable. Además se usa este compuesto en la industria cosmética y textil para mejorar la limpieza y como reactivo en la industria química.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *