Saltar al contenido

Odín

Odín es el dios principal en la mitología nórdica, se trata de uno de los dioses más antiguos y poderosos. Odín es hijo de Bor y una giganta llamada Bestla, tuvo dos hermanos llamados Vili y Vé. Y se casó con la diosa Frigg con quien tuvo muchos hijos entre los cuales podemos mencionar a Thor, Balder, Váli y Vidar.

Como tuvo muchos hijos se lo solía llamar el padre de todos por numerosos poetas nórdicos. También se le atribuyen varias características como el dios principal entre las que destacan: la caza, la guerra, la magia, la muerte, la poesía, la profecía, la sabiduría y la victoria. Quizás por todas estas características es que existen muchos mitos y leyendas sobre Odín.

Odín habita en el palacio Valaskjálf ubicado en Asgard donde se encuentra su trono, el Hlidskjálf. Según la mitología, desde este lugar Odín podía observar todo lo que sucedía en los nueve mundos. Sus elementos característicos eran la lanza Gungnir y su corcel Sleipnir que tenía ocho patas.

Odín era el principal dios de la mitología nórdica.

 

Se cree que el dios Odín es el sucesor de otro dios protogermánico conocido como Wodinaz o Wodana. De acuerdo a estas creencias, el nombre de este dios fue cambiando con el tiempo y las traducciones. Así se encuentran dos variantes de su nombre, Woden del anglosajón y Odinn del nórdico antiguo.

Existen diferentes significados asociados al nombre de Odín, así hay quienes lo definen como furor. Pero también se lo puede interpretar según el nórdico antiguo como frenético, furioso o loco. Aunque los sustantivos relacionados a esta palabra significan alma, mente o sabiduría.

Retomando sus orígenes, vale mencionar que este dios surgió en el paganismo protogermánico. Al relacionar a Odín con dioses de la mitología romana se lo asociaba con el dios Mercurio. El culto a Odín y otros dioses nórdico se extendió hasta el siglo XII cuando la cristianización fue ganando terreno en estos territorios.

Características y cualidades de Odín

A Odín se lo considera, entre otras cosas, el dios del conocimiento ya que sacrificó su ojo izquierdo para adquirir la sabiduría infinita. Sin embargo, ciertos mitos lo retratan como un dios egoísta que prefería guardar para sí mismo sus conocimientos. También se lo considera el dios de la guerra y era quien se encargaba de recibir a los muertos en combate.

Cuando los guerreros nórdicos partían a la guerra se encomendaban a Odín en su muerte o en su gloria. Si estos guerreros morían en combate podían acceder al Valhalla donde los recibía el mismísimo Odín. Allí podían pasar el resto de sus días bebiendo, comiendo y luchando hasta el Ragnarök donde debían luchar junto a Odín.

De acuerdo a la mitología nórdica, Odín fue el creador del mundo junto a sus hermanos Ve y Vili. Juntos le dieron muerte al gigante Ymir y con sus restos formaron todo lo que se encuentra el planeta y la vida misma. Así, era considerado el dios de los dos mundos, el de los dioses y el del hombre.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.