Saltar al contenido

Thor es el dios nórdico de la guerra y la lucha salvaje, así como el hijo de Odín. Era considerado el dios más fuerte de todos y uno de sus elementos característicos era su martillo Mjolnir. También se caracterizaba por viajar en un carro tirado por dos machos cabríos lo que hacía aparecer relámpagos y truenos en el cielo.

Podría decirse que Thor era uno de los dioses nórdicos más conocidos, además del más fuerte. Se lo consideraba el protector de la arquitectura, el fuego, la juventud y el rayo. Thor es el hijo de Odín junto con la diosa Jörd y es el esposo de la diosa Sif con quien tuvo tres hijos.

A este dios se lo representa siempre con un martillo en la mano, el Mjolnir su arma característica. Como era amante de la guerra, una de sus principales aficiones era masacrar gigantes con su martillo. Thor se transportaba en un carro tirado por dos machos cabríos que podían resucitar al día siguiente en caso de ser sacrificados.

Thor era uno de los dioses más venerados de la mitología nórdica.

Según la mitología, cuando Thor viajaba en su carro su paso era anunciado por el retumbar de los truenos en el cielo. Este dios habita en el palacio Bilskirner ubicado en el reino de Thrudvang de Asgard. Además era una de las figuras más adoradas por los vikingos, a quien consideraban como el campeón de la raza humana.

Además de ser uno de los principales dioses de la mitología nórdica, Thor era el dios del trueno y el rayo. Por esto, los pueblos nórdicos creían que él era el responsable de las tormentas así como de otros fenómenos atmosféricos. Por ello solían realizar ofrendas en su nombre pidiéndole buenas condiciones climáticas para las cosechas o en caso de navegar.

Era aficionado a la guerra y el primero en lanzarse a cualquier batalla con el trueno y su martillo como sus armas preferidas. Le atribuían el rol de defensor de todos los males que poblaban los Nueve Reinos. Se decía que acostumbraba a celebrar banquetes suntuosos en su palacio donde invitaba a los guerreros más valientes del Valhalla.

Creencias y mitos

Como lo consideraban el defensor de la humanidad era uno de los dioses más venerados por el pueblo nórdico. Además adoptaron su martillo como un símbolo que acostumbraban a llevar a modo de amuleto. El día de la semana que los vikingos le dedicaban a Thor era el jueves que en lengua nórdica se denominaba Torsdagg, Thursday en inglés.

Debido a su popularidad, existen numerosas historias y mitos sobre este dios nórdico. En muchas de estas historias se incluye al Mjolnir donde se relata el origen de este martillo. También existe una historia referida al robo de este martillo por parte de los gigantes y las consecuencias de ello.

Otra célebre historia es la del viaje de Thor junto a Loki a Jötunheim, la tierra de los gigantes. E incluso es famosa la historia que narra la lucha entre Thor y Jörmungandr, la serpiente de Midgard. Esta lucha tuvo lugar durante el Ragnarök y culminó con la muerte de ambos, es decir, de la serpiente y de Thor.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.