Fasces

El símbolo de los fasces era la insignia del cónsul en la antigua Roma y presentaba un hacha en un haz de varas. Este símbolo, tal como hemos mencionado, estaba formado por un haz de al menos 30 varas de madera de abedul u olmo. Estas varas estaban atadas con un cordel rojo de cuero y encerraban un hacha.

Durante las asambleas del pueblo romano, los lictores acostumbraban a bajar los fasces en señal de respeto. Esto también hacían los magistrados inferiores ante sus superiores. Cabe mencionar que dentro de la ciudad se debía quitar el hacha de los fasces. Esto se debía al derecho que tenía el pueblo de vida o muerte.

El símbolo de los fasces es asociado también con uno de los que representan a la Justicia. Por eso no es de extrañar que sea la insignia del Tribunal Supremo español y se encuentre en la mayoría de palacios de Justicia españoles. En este sentido, el símbolo de los fasces hace referencia al poder de los jueces para castigar y sentenciar.

Los fasces eran un símbolo romano asociado con la justicia.

Los fasces también se encuentran retratadas en el monumento Lincoln Memorial ubicado en Washington D.C. El presidente Lincoln aparece sentado en un sillón que tiene dos fasces romanas esculpidas en los brazos del asiento. En este caso, los fasces se usan como un símbolo de la autoridad que posee la República.

Se estima que el origen de este emblema surgió como un emblema del poder militar que caracterizaba a los reyes etruscos. Luego fue adoptado por los monarcas romanos que fueron usados tanto durante la república como una parte del imperio. Su significado tradicional era de poder, aunque se lo podía interpretar en base a sus elementos.

De esta manera, el haz de varas venía a representar el poder y la fuerza de la unión. En este sentido, se considera que si bien una vara es fácil de quebrar un haz resulta más complejo. El hacha, por su parte, representa la justicia implacable sobre la vida y la muerte.

Características y usos

Así, los lictores que acompañaban a los magistrados de la República romana llevaban este emblema como símbolo de autoridad. Pero también representaban su poder para ejercer la justicia, ya sea por coerción o bien por castigo. En este sentido, el haz de varas representaba la flagelación y el hacha la pena de muerte.

A lo largo de la historia se ha retomado o adoptado el uso de este símbolo en diferentes lugares del mundo y con todo tipo de significados. Así, uno de los íconos representativos del gobierno fascista italiano eran los fasces. También se encuentra este símbolo en el escudo de Francia, en los cuerpos policiales de Noruega y Suecia, así como en la Guardia Civil española.

También lo podemos encontrar en el Congreso de los Estados Unidos a los costados de la tribuna del orador. Es la insignia distintiva del Servicio de Justicia Militar del Ejército Mexicano y fue usado como símbolo de las revoluciones latinoamericanas. Aparece también en los escudos de algunos países como Cuba y Ecuador y en los palacios de justicia de distintas ciudades latinoamericanas.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.