Saltar al contenido

Menorá

La Menorá es uno de los símbolos más antiguos del judaísmo y se trata de un candelabro de siete brazos. Según el libro del Éxodo, este candelabro realizado originalmente en oro macizo fue revelado por Dios a Moisés. Supuestamente la menorá debía colocarse en el Primer Templo de Jerusalén.

De esta manera, la menorá se volvió el símbolo nacional hebreo y simboliza la luz de Dios extendiéndose hacia la Humanidad. Esto es posible gracias a los sacerdotes que encienden las llamas que brillan en esta lámpara. La menorá original fue trasladada a Roma desde Jerusalén y este es el último lugar que se conoce sobre su paradero.

Se perdió el registro del paradero de esta reliquia cuando los vándalos de Genserico atacaron Roma en el año 455. Las teorías dicen que bien la menorá pudo haber sido trasladada hasta Cartago o incluso permanecer oculta en el Vaticano. Otras teorías sugieren que la menorá desapareció en las aguas del río Tíber o que incluso volvió a Jerusalén.

La Menorá es un símbolo judío representado por un candelabro de siete brazos.

Todas estas incertidumbres acerca de la menorá han ido incrementando el misterio que rodea a esta reliquia. Pero veamos un poco más sobre este objeto sagrado de suma importancia para los judíos. La palabra Menorá cuenta con la misma raíz que el término asociado a la luz en hebreo.

La Menorá original era una lámpara de aceite en vez del candelabro que hoy se asocia con este símbolo. Sin embargo, las diferencias entre ambos objetos son bastante sutiles y se llama a ambos de la misma manera. De esta forma, la Menorá consistía en una estructura de siete brazos en la que ardían lámparas de aceite.

Las características y detalles de esta estructura se describen en el libro del Éxodo en la Torá. Entre las apariciones que hizo Dios ante Moisés se cuenta una en la que ordenó la construcción de un objeto destinado a convertirse en el símbolo de la religión judía. Según el libro del Éxodo, Dios le ordenó lo siguiente: “Haz un candelabro de oro puro labrado a martillo. Su base, su tallo y sus copas, cálices y flores, formarán una sola pieza.”

Simbolismos asociados a la Menorá

Ciertas tradiciones judías interpretan a la Menorá como una representación de la zarza ardiente. Dicha zarza se le presentó a Moisés en el Monte Horeb y en ella escuchó la voz de Dios. Relacionado con esta interpretación podría decirse que la Menorá simboliza la luz divina que se extiende.

Otras interpretaciones señalan que las siete luces de la Menorá son una representación de los siete días de la Creación del Universo. Aunque también se las asocia con los siete cielos llenos de la luz de Dios, los ojos de Dios que vigilan el Templo. Y hasta se las relaciona con el sistema planetario con el sol al centro y los planetas a los lados.

De acuerdo a la Cábala, la Menorá simboliza el alfabeto hebreo ya que sus siete brazos cuentan con 22 protuberancias, cantidad de letras que tiene el alfabeto. También se suele relacionar el aceite de las lámparas con el que ungieron al Mesías. Hoy en día la Menorá es el símbolo universal del judaísmo y el escudo oficial del Estado de Israel.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.