Contextualizar

Se conoce por contextualizar al verbo que indica explicar algo en un contexto determinado. La acción de contextualizar implica encajar esa cosa en un entorno específico con determinados elementos que lo caracterizan. Cuando procedemos a contextualizar una cosa intentamos lograr que se comprenda su verdadero significado en el conjunto al que pertenece.

La acción de contextualizar sirve para que el objeto en cuestión no pierda su significado relacionándolo con su conjunto. Esto quiere decir que si sacamos un objeto de su contexto de origen y lo analizamos de manera independiente se pierden algunas de sus características.

De esta manera, lo opuesto a contextualizar, es decir, su antónimo se conoce como descontextualizar. Esta acción se refiere a sacar algo de su contexto originario, de la situación en la que se produce. Por ejemplo, en el periodismo se suele acostumbrar a tomar alguna frase dicha por alguna figura pública y citarla de forma espectacular. Muchas veces esas frases se prestan a malentendidos por la forma en que se decide reproducirla.

Contextualizar significa incluir hechos e información sobre alguna cosa.

Dentro de las ciencias sociales se utiliza bastante la contextualización como una herramienta sumamente necesaria para describir y explicar todo tipo de fenómenos. Las ciencias sociales procuran describir la vida en sociedad de los seres humanos, por ello es necesario contextualizar los diferentes temas. De lo contrario esos fenómenos que se quieren explicar pierden sentido.

Las ciencias sociales se interesan por las conductas de los individuos, por ello no se los puede estudiar fuera de su entorno. En esto se diferencian de las ciencias naturales que no necesitan considerar el contexto para analizar sus objetos de estudio. Por esta razón, las ciencias sociales necesitan considerar a los individuos y los fenómenos sociales de manera conjunta.

Para ser más exactos cabe destacar que se considera como contexto al conjunto de fenómenos y elementos relacionados entre sí. De este modo podemos ejemplificar que si sacamos una conducta específica de su contexto y la describimos sin detallar el contexto en la que sucedió no se comprenderá la misma en su totalidad.

Características de la contextualización

Hemos mencionado que en las ciencias sociales es fundamental describir los hechos sin olvidarnos del contexto al que pertenecen. Esto es así además porque un mismo hecho no siempre tiene el mismo significado en un contexto diferente. Esto quiere decir que si tomamos un hecho determinado y lo trasladamos a otra cultura, por ejemplo, pierde gran parte de su significado original.

Antes también señalamos que en esto se diferencian con las ciencias naturales. Este tipo de disciplinas cuentan con métodos de estudio que permiten replicar la explicación de un hecho en diferentes casos. Para las ciencias sociales, en cambio, las características propias de cada hecho lo hacen único e irrepetible.

Cuando estudiamos historia, por ejemplo, debemos analizar los diferentes hechos que generan un acontecimiento remarcable. Esto se debe a que no todos los procesos históricos se desarrollaron de la misma manera a lo largo de la historia. El lugar, los protagonistas y las motivaciones y otros elementos difieren en los distintos hechos de la historia.

Formato para citar (APA)

“Contextualizar” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/contextualizar/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *