Saltar al contenido

Avena integral

La avena integral es un cereal rico en vitaminas y minerales, así como proteínas de alta calidad y grasas vegetales. Por ser integral, cuenta con más vitaminas y minerales que otros cereales refinados. Teniendo en cuenta estas características, se trata de un cereal indispensable para una alimentación saludable.

Los especialistas en nutrición consideran que al incluir avena integral en nuestras dietas trae ciertos beneficios: Ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes y demás problemas de salud. También nos ayuda a mantener un peso saludable y su alto contenido en fibra ayuda a tener un buen tránsito intestinal.

La avena se caracteriza por ser un alimento energético por lo que resulta recomendable su consumo en el desayuno. Su presentación natural y original es en forma de un grano bastante duro, pero se lo consume normalmente en formato de copos o bien como leche. Sin embargo, la avena se utiliza más como forraje como alimento del ganado que para el consumo humano.

La avena integral es un cereal sin refinar rico en fibra, vitaminas y minerales.

Los cereales integrales se caracterizan por ser más nutritivos ya que conservan todas las partes de la semilla (endospermo, salvado y germen). Las distintas partes de la semilla contienen distintas propiedades nutritivas:

  • Así, el endospermo contiene almidón, proteínas, así como ciertas vitaminas y minerales.
  • El salvado contiene la mayoría de fibra, proteína, minerales y vitamina B.
  • Mientras que el germen cuenta con grasas saludables, minerales, vitamina B y E.

Uno de los principales beneficios que aporta la avena integral a nuestra dieta radica en su alto contenido en fibra. Las fibras solubles que contiene la avena ayudan a retener agua y crear soluciones viscosas que ayudan a mejorar el tránsito intestinal. Además, la fibra de la avena ayuda a regular los niveles de colesterol y glucosa en sangre.

Otro beneficio relacionado a la fibra de la avena tiene que ver con la sensación de saciedad que aporta. En este sentido, nos hace sentir llenos por más tiempo y por eso se recomienda el consumo diario de este cereal. Además, consumir leche de avena es ideal para personas intolerantes a la lactosa.

Propiedades y beneficios

Entre las principales vitaminas que contiene la avena se encuentran la vitamina E y la B1. La primera se caracteriza por ser antioxidante y proteger a las células de los efectos que ocasionan los radicales libres. Así, la vitamina E de la avena ayuda a prevenir enfermedades como la artritis, el cáncer, las cataratas, entre otras.

Por su parte, la vitamina B1 o tiamina ayuda a la conversión de carbohidratos en energía por parte de las células. A su vez, la tiamina ayuda a que el corazón funcione adecuadamente. Además, la avena aporta una serie de minerales beneficiosos y nutritivos para nuestro organismo.

Entre los minerales que se encuentran en la avena podemos mencionar el fósforo que ayuda a mantener la estructura ósea y las membranas celulares. También aporta hierro que favorece la formación de glóbulos rojos; magnesio que cuida nuestros dientes y huesos y el sistema nervioso. Además contiene potasio que regula el funcionamiento de los músculos y mantiene la presión arterial; por último aporta zinc que colabora en el metabolismo de ciertos nutrientes.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.