Saltar al contenido

La palabra vago se usa para describir a alguien que tiene poca disposición para hacer algo que requiere algún tipo de esfuerzo. También vale en caso de obligaciones y deberes como trabajar, por ejemplo. Aunque también se le suele llamar vago a aquellas personas que no tienen un oficio o trabajo.

Por lo general, el adjetivo vago se usa para referirse a alguien que se caracteriza por su pereza y holgazanería. Estas características se presentan principalmente cuando alguien debe realizar alguna actividad. Pero también se refiere a aquellas personas que no tienen un trabajo formal o una ocupación concreta.

Teniendo esto en cuenta podemos decir que a alguien vago no le gusta hacer esfuerzos o trabajar. Quizás por eso evite y esquive cualquier situación donde deba realizar un esfuerzo o hacer algo. Esto se debe a que alguien vago prefiere el ocio, estar relajado y tranquilo a estar activo y haciendo esfuerzos.

La palabra vago describe a alguien perezoso que evita hacer esfuerzos o trabajar.

Además de evitar hacer esfuerzos, las personas vagas demuestran cierta apatía y desinterés por el trabajo. En ocasiones, se les llama vagos a aquellas personas que prefieren estar descansando todo el tiempo. Sumado a esto, se dice que las personas vagas están privilegiando el ocio y las actividades recreativas sobre el trabajo y las obligaciones.

Así resulta muy común calificar como vago a aquella persona que se acuesta tarde o bien duerme todo el día. Incluso puede que se despierte fuera de hora y llegue tarde al trabajo por su pereza. Casi podría decirse que las personas vagas prefieren una vida sin compromisos y obligaciones.

En cierta forma ser vago resulta contraproducente y un problema para desarrollarse en la vida. Esto se debe a que, por lo general, las personas vagas disfrutan demasiado de su comodidad, pueden llegar a ser conformistas y no tener expectativas. Por un lado cada persona vive como prefiere pero regodearse demasiado en la vagancia no deja mucho lugar a crecer como persona.

Aspectos y características relacionados con la vagancia

La palabra vago deriva del término vacuus del latín que se refiere a alguien apático, perezoso o sin oficio. En este sentido, la palabra vago se presenta como el antónimo de trabajador, es decir las personas laboriosas. Y en ciertos aspectos, los significados de estas palabras se presentan como completos opuestos.

Como ambas palabras presentan dos extremos es importante mencionar que lo ideal es hallar un equilibrio entre ambos. Sobre todo porque al ser adulto no todo debería ser ocio o trabajo ya que no resulta sano. Es decir, si se trabaja demasiado puede generar estrés u algún otro problema de salud, pero la vagancia absoluta tampoco es recomendable.

Por último, vale mencionar que a veces se emplea la palabra vago para designar a personas que no entran en los estándares de la sociedad. En este sentido, se suele calificar de vagos a los artistas por ejemplo, ya que no tienen un trabajo estable. Sin embargo, eso no quiere decir necesariamente que sean vagos, sino que tienen un estilo de vida distinto.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.