Saltar al contenido

Sansón

Sansón es el nombre de un personaje bíblico, se trata de un reconocido héroe y juez de Israel que realizó grandes hazañas. A Sansón se lo recuerda y se hizo famoso por poseer una fuerza sobrehumana. Así, este nombre también suele usarse para describir a un hombre que tiene una gran fuerza física.

En la Biblia, el personaje de Sansón aparece por primera vez en el Nuevo Testamento cuando se cuenta la historia de este juez de Israel. Aunque se lo consideraba el héroe de Israel y era un Juez, no compartía el mismo comportamiento de otros jueces. En este sentido, Sansón se caracterizaba por estar sujeto a sus deseos carnales.

De acuerdo a la Biblia, antes del nacimiento de Sansón, su madre recibió la visita de un ángel que le anunció la llegada del niño. Este ángel también le dio unas cuentas instrucciones sobre cómo debía criar al niño. Según las instrucciones del ángel, este niño debía vivir como un nazareo.

Sansón era un personaje bíblico famoso por su fuerza sobrehumana.

Los nazareos se trataban de hombres consagrados a Yahveh y por ello debían seguir ciertas normas. En este sentido, los nazareos no podían cortarse el cabello, debían abstenerse de beber vino o cualquier bebida embriagante. Tampoco podían acercarse a los muertos y se caracterizaban por tener una fuerza espiritual especial.

Uno de los rasgos característicos de Sansón deriva de estas normas que seguían los nazareos, el no cortarse el cabello. Como no se les permitía que se cortaran el cabello en ningún momento, se llegó a creer que la fuerza de Sansón se debía a esto. Pero según la Biblia, la fuerza de Sansón era otorgada por el espíritu de Dios.

La historia de Sansón continúa cuando desposó a una mujer filistea, pero esto no agradó a los filisteos que entregaron la mujer a otro hombre. Ante esto, Sansón decidió vengarse incendiando los campos y asesinando a esos hombres. Lamentablemente, su mujer murió quemada durante esta venganza.

La caída de Sansón

Antes mencionamos que sentía debilidad por sus deseos carnales y fue justamente esto lo que ocasionó su ruina. Cuando estaba en Gaza casi fue capturado nuevamente por sus enemigos cuando estaba con una prostituta. Logró huir de la ciudad usando su increíble fuerza y luego se enamoró de Dalia guiado por su pasión.

Lo que él desconocía es que a Dalia le habían pagado los filisteos para que averiguara el origen de su fuerza. Dalia terminó averiguando que su fuerza surgía de su cabello y se lo terminó cortando mientras él dormía. Esto provocó que perdiera su fuerza, lo capturaron y enviaron como esclavo a Gaza.

Una vez en Gaza y ya siendo esclavo, sus opresores lo humillaron y le arrancaron sus ojos. Sin embargo, Sansón no perdió su fe y un día rogó a Dios que le devolviera su fuerza durante una fiesta multitudinaria. Dios le concedió esta petición y así logró derrumbar el edificio matando a los miles de filisteos que allí se encontraban y muriendo sepultado él también.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.