Principio de Pascal

El Principio de Pascal se trata de un principio básico relacionado con la hidrostática y con la mecánica de fluidos. Este principio hace referencia a la presión que ejerce un fluido cuando se encuentra contenido en un recipiente. Dicha presión se caracteriza por ser constante y fija hacia todas las direcciones del receptáculo en cuestión.

A raíz de este principio y teniendo en cuenta la presión de un fluido contenido, podemos sacar ciertas conclusiones. Una de ellas es que aplicando una pequeña fuerza se puede llegar a mover un objeto pesado. Además, cabe señalar que dicho fenómeno es posible gracias a la misma presión y puede obtenerse dividiendo la fuerza empleada por la superficie del recipiente.

Sin embargo, lo que señala este principio es que la presión que ejerce el fluido es constante y por lo tanto idéntica en toda la superficie que abarca. Por esta razón, se mantiene una relación constante entre la superficie y las fuerzas que ejerce el fluido contenido. Existen diferentes ejemplos para comprobar este principio sobre la presión de los fluidos en un recipiente.

El principio de Pascal se refiere a la presión de los fluidos en un recipiente.

Así, por ejemplo si tenemos un globo lleno de agua y le hacemos una serie de agujeros podremos observar cómo el líquido escapa por estos con la misma presión. A eso se refiere el Principio de Pascal y también podemos encontrarlo como parte del funcionamiento de ciertas cosas: los frenos de un auto, la forma en que funciona una prensa hidráulica y hasta el sistema de refrigeración.

Aunque este principio explique cómo se comportan los fluidos en un recipiente o cómo funcionan los aparatos hidráulicos también tiene otras explicaciones. El principio de Pascal también sirve para entender el efecto que ejerce la atmósfera sobre los líquidos. Teniendo en cuenta esto podemos encontrar cierta explicación en este principio para el ciclo del agua, por ejemplo.

Otra correspondencia que podemos encontrar del principio de Pascal con hechos científicos son los siguientes: El pascal es la unidad de presión dentro del sistema internacional de unidades y se representa con el símbolo Pa. Tanto la unidad de presión como el principio homónimo le deben su nombre al matemático francés Blaise Pascal.

Aportes científicos atribuidos a Pascal

Tal como hemos mencionado, el principio de Pascal lleva este nombre en honor al físico y matemático francés Blaise Pascal. Pascal fue un científico prolífico durante el siglo XVII y es recordado por sus aportes sobre los fluidos y la hidrostática. Aunque no solo se dedicó a la física sino que abarcó diferentes áreas del conocimiento científico.

Pascal aportó numerosos avances e investigaciones a la ciencia entre los que se destacan: Diseñó y construyó una calculadora mecánica que resultaba sumamente avanzada a su época. También fue precursor en el cálculo de probabilidades dentro de las estadísticas y en materia de geometría hay un triángulo que lleva su nombre.

Teniendo en cuenta sus aportes científicos hay quienes dicen que Pascal delineó las primeras visiones en materia de computación. Luego de sufrir un accidente dejó de lado la ciencia para centrarse en la filosofía y la teología donde también realizó aportes considerables. En este sentido mantenía una perspectiva racionalista en filosofía y hasta intentó vincular las creencias cristianas con la razón.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *