Energía mecánica

La energía mecánica se trata de la capacidad que tiene un cuerpo para realizar un movimiento o trabajo mecánico. Este tipo de energía es fundamental si queremos entender la mecánica o bien estudiar el movimiento, el reposo y las fuerzas que actúan sobre los objetos. Es también la base de la mecánica cinemática y la mecánica dinámica estática.

De la combinación de dos tipos de energías resulta la energía mecánica de un objeto. Esas energías se tratan de la energía potencial y la energía cinética. La primera es una energía existente que no ha sido empleada aún, mientras que la segunda consiste en la fuerza que se aplica para acelerar o animar un mecanismo.

Cuando unimos estas fuerzas que, en cierta forma, influencian el reposo o el movimiento del objeto obtenemos la energía mecánica. Es importante mencionar que este tipo de energía se basa en el Principio de conservación de energía. Dicho principio considera que la energía no se crea ni se destruye sino que se transforma.

La energía mecánica señala la capacidad de movimiento de un objeto.

En base a este Principio cabe reflexionar acerca de los distintos tipos de energías potenciales que contienen todos los cuerpos. Al respecto podemos clasificar las energías potenciales de la siguiente manera: La energía potencial elástica, la potencial eléctrica y la potencial gravitacional.

Cabe mencionar brevemente a qué se refieren este tipo de energías. En primer lugar, la energía potencial elástica se refiere a la posición del objeto en cuanto a energía elástica almacenada. La energía potencial eléctrica señala la capacidad eléctrica que tiene un objeto según su posición. Y la energía potencial gravitacional se refiere al rol de la gravedad en el lugar que ocupa el objeto.

En definitiva, la energía mecánica es la capacidad que tiene un cuerpo para hacer un trabajo mecánico dependiendo de su posición o velocidad, por ejemplo. Por ello, esta energía es el producto de la suma entre la energía cinética y la energía potencial que tiene dicho cuerpo.

Características de la energía mecánica

Hemos mencionado que esta energía surge de la combinación entre la energía cinética y la potencial de un objeto. También hemos clasificado los distintos tipos de energías potenciales que pueden afectar a un objeto. Por ello, a continuación nos centraremos en las características y tipos de energías cinéticas existentes.

Como su nombre lo indica, esta energía se basa en el movimiento que realiza un cuerpo. Para calcular esta energía hay que tener en cuenta la velocidad que presenta y la masa del cuerpo en movimiento. Existen dos tipos de energía cinética, la de traslación y la de rotación. La primera señala la energía resultante del movimiento de un lugar a otro, mientras que la energía cinética de rotación es la que resulta del objeto girando sobre sí mismo.

Para entender la energía mecánica podemos recurrir a ejemplos simples y cotidianos. Así, por ejemplo, cuando tenemos un objeto en la mano que se encuentra en reposo tiene energía potencial, pero si lo dejamos caer observaremos su energía cinética. Ambos movimientos dan como resultado la energía mecánica capaz de producir ese objeto.

Formato para citar (APA)

“Energía mecánica” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/energia-mecanica/ [Consultado: ].

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *