Principio de Hanlon

El principio de Hanlon hace referencia a una sentencia atribuida a Robert Hanlon que dice: “Nunca atribuyas a la maldad lo que puede ser explicado por la estupidez”. Otra forma de referirse a este principio es como “navaja de Hanlon”. Se asocia el origen de esta frase con un libro sobre chistes acerca de las leyes de Murphy.

Existen discrepancias acerca del origen de este principio. Joseph Bigler afirma que esta frase apareció en 1980 en el segundo libro sobre las leyes de Murphy. Dicho libro era una recopilación de chistes basados en esas leyes. Bigler afirma que este principio apareció por primera vez en ese libro atribuido a Robert J. Hanlon.

Sin embargo, se atribuye una sentencia semejante a William James. Otros consideran que esta frase se encuentra en el cuento Lógica del imperio de Robert A. Heinlein. El cuento de Heinlein se publicó en el año 1941 y contenía la siguiente cita: “Has atribuido a la villanía condiciones que resultan simplemente de la estupidez”.

principio-de-hanlon

El principio de Hanlon apunta a que las personas suelen ser más estúpidas que malvadas.

Debido a esta falta de certeza sobre el origen verdadero de esta sentencia, algunos alegan que el principio de Hanlon es una alteración del principio de Heinlein. También se encuentra una cita parecida en la obra de Goethe, Las cuitas del joven Werther publicada en 1774. La cita de Goethe reza lo siguiente: “Los malentendidos y la negligencia crean más confusión en el mundo que el engaño y la maldad.”

En la vida cotidiana, este principio nos aporta una buena reflexión a tener en cuenta. Así, podemos pensar que las personas que en apariencia son malas en realidad no es el caso. En ocasiones las personas nos parecen malas por las cosas que dicen o hacen, pero esas acciones no siempre surgen por pura maldad.

De esta manera, todos tuvimos alguna vez un compañero de escuela o trabajo que nos trataba mal. Ese trato no tiene por qué tener malas intenciones, a veces sucede que no se da cuenta o no sabe de qué otra manera actuar. Esa supuesta maldad puede surgir por cierta ignorancia, por distracción o simplemente estupidez.

Implicaciones del principio de Hanlon

Sin importar quién fue la mente detrás de esta sentencia cabe destacar la riqueza de esas palabras. El principio de Hanlon nos abre nuevas perspectivas para enfrentar el mundo y relacionarnos con los demás. Nos ayuda a entender las actitudes y acciones de otras personas, pero sobre todo sus motivaciones.

Podemos tomar este principio como una máxima sobre la cual guiar nuestra vida. Así, en lugar de perder la paciencia cuando debatimos con alguien podemos tratar de comprender sus razones. También sirve dar el beneficio de la duda a las personas, no todo es blanco o negro.

Por último, el principio de Hanlon remarca el hecho de que la gente tiende a ser más estúpida que malvada. Corre por nuestra cuenta cómo actuar, cómo reaccionar y cómo tratar a los demás. Es mucho mejor mantener una mente abierta, tratar de ser amable, y sobre todo, trabajar la empatía.

Formato para citar (APA)

“Principio de Hanlon” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/principio-de-hanlon/ [Consultado: ].