Ciclo del agua

Se conoce por ciclo del agua al proceso por el cual el agua se transforma y circula en la Tierra. El ciclo del agua también se conoce como ciclo hidrológico, explica los estados y traslados que sufre el agua durante el mismo. Durante este proceso, el agua cambia su estado físico en líquido, gaseoso o sólido dependiendo las condiciones ambientales.

En nuestro planeta podemos encontrar fuentes de agua en sus diferentes estados. Así el agua en estado líquido se encuentra en ríos, lagos, mares y océanos. En estado sólido la encontramos en montañas y glaciares, principalmente. Mientras que en estado gaseoso se encuentra en las nubes.

El ciclo del agua consiste en diferentes fases por las que el agua se va transformando de un estado a otro. Estas fases son la de evaporación, la de condensación, la de precipitación y la de filtración y/o derretimiento. Tal como hemos señalado, durante estas etapas, el agua va modificando su estructura molecular para pasar de un estado a otro.

El ciclo del agua representa las diferentes etapas y transformaciones del agua en nuestro planeta.

Durante la etapa de evaporación el sol calienta las superficies y fuentes de agua en estado líquido. Es decir, que el sol calienta el agua que se encuentra en ríos, lagos, mares y hasta océanos. Por efecto del calor el agua comienza a transformarse en vapor que se eleva hacia la atmósfera donde se encuentra con las nubes.

La segunda etapa es la condensación, ese vapor que subió a la atmósfera se concentra hasta formar gotas que terminan formando nubes y neblina. Durante esta etapa, el agua en estado gaseoso se condensa hasta volver a su estado anterior. Así tiene lugar la tercer etapa, la de precipitación cuando esa agua condensada se convierte en pequeñas gotas que se precipitan hacia la superficie.

La tercer etapa es conocida como precipitación. Así ocurren las lluvias cuando el agua condensada en la atmósfera se transforma a su estado líquido y se precipita a la tierra. En algunas partes del planeta esa agua condensada se solidifica por encontrarse con temperaturas más frías. En esos casos se precipita en forma de granizo o nieve, cuando estos se derritan el agua volverá a su estado líquido.

Sobre las fases y la importancia del ciclo del agua

La cuarta etapa del ciclo se conoce como infiltración y sucede cuando el agua cae en forma de precipitación. Esas gotas caen a la superficie terrestre y van penetrando el suelo, esto es vital para el desarrollo de la naturaleza y los seres vivos. Una parte de esas filtraciones van a parar a las fuentes de agua subterráneas.

Parte de esta última etapa consiste en que el agua vuelve a las fuentes originales donde se inició el ciclo para comenzar todo el proceso nuevamente. Esta última parte del ciclo se conoce como escorrentía el cual además conforma un importante agente geológico. Que el ciclo del agua sea infinito es un hecho fundamental para la vida en nuestro planeta.

Entre las funciones que cumple el ciclo del agua se encuentra la capacidad de influir en las variaciones climáticas. También sustentan los diferentes ecosistemas terrestres así como definir los niveles de las fuentes acuáticas. Por estas y muchas otras razones es importante que el ser humano se concientice sobre el rol de este ciclo y coopere para que siga funcionando con normalidad.

Formato para citar (APA)

“Ciclo del agua” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/ciclo-del-agua/ [Consultado: ].

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *