Saltar al contenido

Polilla

La polilla es una mariposa nocturna de tamaño pequeño, color grisáceo, antenas verticales y alas estrechas. Estas mariposas nocturnas suelen ser atraídas por la luz y sus larvas suelen destruir el material en el que anidan (lana, papel, pieles y otros tejidos). También se denomina de esta manera al gusano o larva de esta mariposa que, por lo general, anida en sitios húmedos.

Las polillas son una especie de lepidóptero, es decir que se trata de un insecto que atraviesa una metamorfosis completa. También se caracteriza por tener dos pares de alas, una boca succionadora y hábitos nocturnos. Estas mariposas tienen el cuerpo de un color grisáceo, pero una cabeza amarillenta y una mancha oscura en sus alas.

Durante su adultez, las polillas pueden llegar a medir un centímetro de largo aproximadamente. En cuanto a sus larvas, estas tienden a construir sus capullos en algún material al que terminan destruyendo durante su desarrollo. Por lo general suelen anidar en algún tipo de papel, piel o tejido, son conocidas por comer lana.

La polilla es un tipo de mariposa de hábitos nocturnos.

Aunque por lo general se trata de la llamada polilla de la ropa, o Tineola bisselliella según su nombre científico. Este tipo de polilla acostumbra a dañar las prendas de indumentaria ya que sus larvas se alimentan de la queratina presente en fibras naturales. Por lo general, estas fibras naturales son aquellas de origen animal como la lana.

Cuando se alimentan de estas prendas, las polillas pueden llegar a agujerear la ropa, sobre todo aquella que se encuentra en los roperos. Estos lugares oscuros y cerrados son propicios para que las polillas aniden y crezcan. Para evitar la presencia de estos insectos se debe procurar guardar las prendas limpias y limpiar seguido los roperos.

Aunque las polillas de la ropa prefieren la oscuridad, el resto suelen sentirse atraídas por la luz. La razón de ello es que son insectos nocturnos, los cuales han evolucionado con el brillo de la luna como guía. Por eso, la luz de las lámparas puede llegar a confundirlas y las atrae.

Otros tipos de polillas

Además de las polillas regulares y las de la ropa, existen las polillas atlas que se caracterizan por su gran tamaño. Estas polillas pueden llegar a medir hasta 30 centímetros de ancho y 25 centímetros de largo. Las hembras suelen ser más grandes y de mayor fuerza física que los machos, lo que se conoce como dimorfismo sexual.

Otro rasgo llamativo de las polillas atlas es que en sus alas se pueden observar una especie de ventanas. Además, además de diferenciarse por su tamaño con otros tipos de polillas, las polillas atlas no se alimentan. Esto se debe a que las polillas atlas se alimentan durante su etapa de larva y una vez se transforma su boca queda sellada.

Debido a su gran tamaño, las polillas atlas pueden resultar intimidatorias ya que suelen ser más grandes que los pájaros comunes. Se cree que la función de estas polillas es alejar a los depredadores de las larvas. Así, con su gran tamaño imponen respeto y además, el diseño en sus alas recuerdan a dos cabezas de serpiente.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.