Saltar al contenido

Pavo real

El pavo real es un ave grande y colorida famosa por su cola tan llamativa e iridiscente. Estas aves pertenecen a la familia de la Phaisanidae y su rasgo más característico es la cola antes mencionada. La cola del pavo real conforma más de la mitad de su cuerpo y presenta un ocelo, forma de ojo, en distintas tonalidades.

Estas llamativas colas de los pavos reales son una herramienta que usan durante los rituales de cortejo y apareamiento. Así, pueden abrir su cola en un abanico fascinante que va desde su parte dorsal hasta tocar el suelo de cada lado. Supuestamente las hembras eligen a sus compañeros en base a la calidad, color y tamaño de estas colas.

Los pavos reales machos se caracterizan además por ser polígamos, así pueden contar con un harén de varias hembras. Las hembras pueden llegar a poner entre 3 y 5 huevos por camada. En su estado salvaje, los pavos suelen juntarse en grupos y posarse en las ramas de los árboles.

El pavo real es un ave famosa por su colorida y llamativa cola.

Con respecto a su alimentación, los pavos reales, al igual que otras aves, se alimentan de todo lo que encuentran en la tierra. De esta forma, su dieta se basa en insectos, animales pequeños y plantas. Las principales especies de pavos reales son el pavo real azul y el pavo real verde.

Estas especies de pavos reales son oriundas de la India y Birmania, en el caso del pavo real azul. Mientras que los pavos reales verdes son originarios de Birmania y Java. Además, existe otra especie no tan conocida denominada el pavo del Congo que habita en las selvas tropicales del continente africano.

Vale mencionar que estos animales han sido admirados y hasta criados como mascotas por los humanos durante miles de años. La cría de pavos reales y el practicar apareamientos selectivos ha hecho posible que surgieran combinaciones de colores distintos. Sin embargo, es importante mencionar que estas aves no se llevan muy bien con otras aves domésticas y pueden ser irritables.

Simbolismos asociados al pavo real

Esta ave representa, entre otras cosas, la grandeza , la gloria resplandeciente, la inmortalidad, la integridad y el orgullo. Debido a su espectacular y llamativa cola se le ha llegado a comparar con los dioses inmortales. Incluso había una creencia sobre lo incorruptible que era su piel y cómo no se descomponía al morir el ave.

Algunas culturas han tomado la cola del pavo real como un símbolo del Sol así como de los ciclos cósmicos eternos. En Irán también se creía que los pavos reales mataban serpientes, que eran enemigas del Sol. Según la creencia iraní, el pavo usaba el veneno de las serpientes para crear los ojos de color de su cola.

Relacionado con la leyenda anterior, creían que la carne de pavo real podía usarse como antídoto para los venenos. En la zona del Mediterráneo el pavo real era considerado un símbolo de la resurrección, de la bóveda celestial, la interconexión y la unidad. También era considerada el ave sagrada de la diosa griega Hera.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.