Saltar al contenido

Mangosta

La mangosta se trata de un mamífero carnívoro de cuerpo alargado y flexible, hocico afilado, cola larga y patas cortas. Las mangostas pueden llegar a medir unos 80 cm de largo y tienen un pelaje gris oscuro o rojizo. Estos animales son oriundos de África y de Asia y se alimentan principalmente de roedores y reptiles.

Con el término mangosta se agrupan diversas especies de mamíferos de la familia de los Herpestidae. La especie más conocida de mangosta es probablemente la suricata, aunque existen 33 especies conocidas de mangostas. Casi todas las especies de mangostas presentan ciertas similitudes físicas, como sucede con su hocico afilado y sus orejas pequeñas y redondeadas.

Las mangostas suelen tener patas cortas con garras sumamente afiladas y potentes, esto les permite excavar con facilidad. La fisonomía de la mangosta da la impresión de que su cuerpo es una única pieza alargada. Esto se debe quizás por las finas líneas que contornean el cuerpo de estos animales de forma muy sutil.

La mangosta es un tipo de mamífero carnívoro.

Algo que caracteriza a las mangostas es que cuentan con una serie de receptores que les permite inhibir el efecto del veneno de las víboras. De esta forma, las mangostas son famosas por ser excelentes cazadoras de serpientes venenosas. Algunas especies de mangostas son capaces de matar a una víbora mordiéndole la cabeza.

Además, estos animales cuentan con una peculiar glándula anal que les permite liberar una sustancia con un aroma muy fuerte. Esto les sirve para marcar territorio y para atraer a sus posibles parejas durante el período de reproducción. Las mangostas son originarias de la península ibérica, al sur de Europa y también se encuentran en Asia y el sur africano.

Estos animales suelen preferir como hábitat zonas boscosas o bien pastizales, aunque también se las encuentra en terrenos rocosos. Las mangostas son mamíferos carnívoros así que se alimentan de aves, insectos, lagartos, lombrices, ranas, roedores y serpientes. Además, pueden llegar a comer carroña y huevos de otros animales, y también se alimentan con frutas, nueces y semillas.

Características y curiosidades

Las mangostas en estado silvestre suelen cazar cualquier animal que sea más pequeño que ellas sin importar su especie. Aunque se caracterizan por ser buenas cazadoras de serpientes, prefieren otros animales si están disponibles. También se caracterizan por ser animales diurnos, viven en madrigueras formando colonias de entre 10 y 15 integrantes.

En estas colonias, las mangostas suelen cooperar realizando diferentes funciones para la supervivencia del grupo. Así, los más jóvenes suelen proteger a los ancianos y cachorros, por ejemplo. Sin embargo, también hay especies de mangostas solitarias que solo se juntan con otros para aparearse.

Estos animales tienden a reproducirse con la llegada de la primavera, este es su período de apareamiento. Por lo que cuando llega la época, las hembras suelen emitir un sonido parecido a una risa para atraer a los machos. Acostumbran a tener una camada por año, por lo general de tres a cinco crías por camada.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.