De Significados

Ira

La ira es un sentimiento caracterizado por un enfado considerable que puede tener reacciones violentas. También se describe con esta palabra a la violencia que presentan los elementos de la naturaleza. De cualquier manera, la ira es una reacción emocional que tiene una persona cuando ocurre algo negativo.

Se la relaciona con el enfado o el enojo por ser una emoción negativa que puede derivar en actitudes violentas. En este sentido, podemos decir que la ira es la respuesta emocional que tenemos y que se traduce en un sentimiento de enfado. La ira ocurre generalmente cuando no satisfacemos alguna necesidad o no logramos algo que nos propusimos.

De esta manera, la ira es la respuesta que damos para mostrar nuestra disconformidad ante algo que nos molesta. Puede ser una forma de quejarnos de eso que nos salió mal o nos hace enojar y puede presentarse de distintas maneras. Con esto queremos decir que el enojo que nos produce algo puede presentarse con una intensidad diferente según la situación.

La ira es una emoción negativa relacionada con el enojo.

Y es de acuerdo a esa intensidad que actuaremos en consecuencia, a veces solo quejándonos; en otras actuando con violencia. También puede aumentar la intensidad del enfado según los factores que la ocasionan y demás situaciones que lo avivan. Por ejemplo, si pensamos en lo que pasó, si alguien se burla o nos molesta, etc.

La ira se asocia entonces con la furia y la rabia, es un enojo palpable que por lo general se traduce en nuestro accionar. Así, alguien con ira puede reaccionar golpeando cosas como una forma de desquitarse de eso que lo enfurece. Es una forma un poco extremista de demostrar lo que pensamos o sentimos, de expresar eso que nos enfada.

Es importante saber controlar la ira para que nuestras reacciones violentas no lleguen a mayores o para evitarlas directamente. Si nos dejamos llevar por el enfado podemos llegar a lamentar nuestras reacciones o las acciones que cometemos en ese estado. Además, la ira puede generarnos un malestar emocional que va aumentando y necesitamos exteriorizar.

Características de la ira

En base a lo que venimos diciendo podemos concluir que la ira es un estado emocional ocasionado por sentimientos de enfado que puede presentarse con distinta intensidad. Para la psicología resulta recomendable poder exteriorizar la ira de alguna forma para evitar males mayores. Con esto queremos decir que reprimir ciertas emociones pueden terminar ocasionando alguna enfermedad.

Lo importante es hallar una forma sana de poder exteriorizar la ira que, en lo posible, no sea violenta. De esta manera, podemos recurrir a actividades físicas y deportivas, artísticas o la forma que nos funcione. A veces practicar algún deporte, tocar un instrumento o crear algo nos ayuda a canalizar nuestro enojo de forma sana y productiva.

También vale señalar que las causantes de la ira varían según cada caso y cada persona. Sin embargo, la ira suele ser la reacción que tenemos cuando algo nos frustra porque no podemos resolverlo o no resulta cómo esperábamos. Pero la forma en que se presenta la ira en cada uno es diferente, lo mismo sucede con cómo decidimos lidiar con ella.

Formato para citar
"Ira". En: De Significados. Disponible en: https://designificados.com/ira/ Consultado: 4 de marzo de 2024.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *