Saltar al contenido

Herejía

La herejía consiste en una o varias ideas religiosas opuestas a la doctrina religiosa dominante. Esto quiere decir que esas ideas consideradas herejes son rechazadas de lleno por las autoridades eclesiásticas. Por lo general, las ideas que se consideran como herejía son aquellas que rechazan o se oponen a la iglesia católica.

Aunque también se le suele llamar herejía a cualquier afirmación o posición que se opone a ciertos principios o reglas ya establecidas. Esto puede ocurrir, por lo general, en cuestiones de arte y ciencia, por ejemplo, donde existen principios ya establecidos y aceptados. En este sentido, cualquier cosa que rompa con esos principios se considera una herejía.

Entonces podemos decir que una herejía es aquella idea u opinión que se opone a las creencias arraigadas en cierto contexto social. Esto se debe a que en la mayoría de los ámbitos de la sociedad existen ciertas estructuras y reglas establecidas. De esta manera, cualquier tipo de disidencia contra los ideales hegemónicos es una desviación inaceptable.

La herejía supone una serie de ideas u opiniones contrarias a las creencias dominantes.

En la mayoría de las sociedades existe una religión dominante que impone su doctrina y debe respetarse sin cuestionar. Así, una herejía surge cuando se presenta una disidencia entre las opiniones sobre algo por ser tan opuestas. Por eso no es de extrañar que se relacione la herejía con la religión ya que la iglesia católica defiende sus dogmas a rajatabla.

Como la iglesia busca tener el poderío en cuanto a creencias religiosas, suele condenar aquellas ideas y personas que se oponen a su dogma. Así podemos mencionar distintos hechos históricos donde la iglesia condenó y persiguió a todo aquel que se opusiera a ella. Así, todos aquellos que pensaran distinto a lo que establecía la iglesia podían ser excomulgados, torturados y hasta asesinados.

Entre los personajes excomulgados y tildados de herejes más conocidos se encuentran Galileo Galilei y Martín Lutero. La iglesia los excomulgó porque cuestionaron algunas de sus creencias y doctrinas. Con respecto a Galileo, las afirmaciones que hizo tenían sustento científico, lo que claramente arriesgaba la hegemonía de las ideas católicas.

Clases de herejías

La iglesia católica considera como hereje a aquellos fieles que ponen en duda la palabra de Dios. Es decir, se trata de personas que han sido bautizadas y conocen los dogmas de la religión, pero de igual manera lo cuestionan o dudan. Además, cabe mencionar que la iglesia cuenta con una lista detallada sobre las herejías que alguien puede cometer.

Una de las herejías más conocidas de la historia fue la de los abedecedarianos que siguieron las ideas de Lutero pero de manera extremista. Así, se trataba de un grupo de protestantes que durante el siglo XVI decidieron prescindir de las sagradas escrituras. Según ellos, solo se podía percibir la verdad por medio del espíritu llevando una vida reflexiva.

También estuvieron los adopcionistas que señalaron a Jesús como un ser elevado por Dios al adoptarlo. Además, los adopcionistas niegan que María fuera virgen ni que Jesús fuera el hijo real de Dios. Por eso, cualquier idea u opinión que vaya en contra de las creencias establecidas por la Iglesia se consideran herejía.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.