Saltar al contenido

Dioses de los mayas

La mitología maya se caracteriza por ser una de las más misteriosas con lo referido a sus rituales, el origen y sus significados. Esto se debe en gran parte a que se perdieron muchos registros a causa de los conquistadores españoles. Pero se considera que la mitología maya se caracterizaba por los sacrificios que ofrecían a sus dioses.

Tal como mencionamos, con la conquista se perdieron numerosos registros acerca de esta mitología. Por ello, en la actualidad se desconocen varias de las creencias y la misma cultura de este pueblo originario. Aunque sobrevivieron ciertos datos referidos a los dioses mayas, es decir, aquellas deidades o entidades a las que los mayas rendían culto.

Si bien estas deidades eran consideradas como manifestaciones físicas de lo sagrado, podían presentar actitudes similares a las de los hombres. La creencia general para los mayas suponía que las divinidades eran equivalentes a la energía en la realidad terrenal. De esta manera, los dioses podían asumir cualquier género o carácter de acuerdo a la temporalidad.

Los dioses mayas se consideraban entidades sobrenaturales presentes en el cielo, la tierra y el inframundo.

Quizás por ese carácter variable, los mayas buscaban agradar a sus divinidades ofreciendo distintos tipos de sacrificios, humanos inclusive. Estos sacrificios buscaban, por lo general, evitar o aplacar la ira de estas deidades. Los dioses mayas se consideraban entidades sobrenaturales presentes tanto en el cielo como en la tierra y en el inframundo.

Algo significativo sobre los dioses mayas reside en las representaciones artísticas que se hicieron de ellos. Dichas representaciones se realizaron tanto en esculturas como en pinturas que denotaban un notable avance artístico. Por otra parte, resulta importante señalar que la mitología maya contaba con una jerarquía reconocible sobre estos dioses.

En ocasiones se ha comparado la jerarquía de los dioses mayas con la de los ángeles del cristianismo. Sin embargo, la mitología maya cuenta con un dios principal y otros dioses importantes y reconocidos. Lo que se conoce sobre estas deidades se extrajo de textos como el Chilam Balam, las Crónicas de Chacxulubchen y Popol Vuh que sobrevivieron a la conquista.

Jerarquía de los dioses mayas

Teniendo en cuenta los textos antes mencionados, podemos decir que el dios principal de los mayas es Hunab Ku. Es a quien consideran el Padre de todos los dioses, el que posee vida y de quien derivan todas las cosas. Hunab Ku es un dios dual, es decir que representa el todo y la nada, y lo identifican con el Sol.

Luego se encuentran otros dioses importantes como Chaac, el dios de la lluvia y los relámpagos. Chaac es de los dioses más alabados por los mayas ya que es quien les provee cosechas abundantes. Se lo suele representar como un anciano con lengua y trompa de reptil.

También se encuentran otros dioses como Itzamná, el dios de la sabiduría, al que se le atribuye el origen de la ciencia y el conocimiento. Luego tenemos a Ixchel, la diosa del amor; Kinich Ahau, el dios del sol; Yum Kaax, el dios del maíz. Por otra parte se encuentra Kauil, el dios del fuego; Yum Kimil, el dios de la muerte; o Kukulcán, el dios del agua y el viento.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.