Saltar al contenido

Kukulkán

El dios Kukulkán es para la mitología maya el hacedor supremo del Universo y, por lo tanto, uno de los dioses más importantes. Algunas teorías consideran que Kukulkán es el antecesor de Quetzalcóatl perteneciente a la mitología azteca. Esta asociación se debe a que ambos dioses son representados de formas semejantes.

En cuanto al nombre de esta deidad maya, se podría decir que Kukulkán significa serpiente emplumada. El origen de Kukulkán es anterior a la civilización maya y se cree que puede pertenecer a los olmecas o toltecas. De cualquier manera, Kukulkán cuenta con un templo propio en la ciudad de Chichén Itzá que data desde el siglo VI.

Los mitos sobre Kukulkán lo asocian con el planeta Venus y se cree que nació en el mar. A Kukulkán también se lo suele representar portando cuatro elementos relacionados con los elementos. Así, lleva una espiga de maíz por la tierra, un pez por el agua, un buitre por el aire y un lagarto por el fuego.

El dios Kukulkán era uno de los más importantes de la mitología maya.

A Kukulkán se le atribuye la capacidad para caminar sobre el agua y es la deidad que rige las cosechas. Con respecto a esto último, también se lo suele representar llevando distintas herramientas de cultivo. Los mayas asociaban a este dios con el agua, el planeta Venus y con el viento.

Algunas leyendas mayas dicen que Kukulkán acostumbra a ir delante del dios de la lluvia (Chaac). De esta manera, Kukulkán agita el viento con su cola lo que contribuye a limpiar la tierra para que el agua corra limpia. Además, Kukulkán representaba la máxima conexión con la madre tierra que tanto caracterizaba a los mayas.

Kukulkán no solo era adorado por la cultura maya, deidades con características similares se encontraban en diferentes culturas mesoamericanas. Así, los quichés en Guatemala adoraban a Q’uk’umatz, que traducido al español significa serpiente emplumada. Lo mismo sucedía con los chontales que adoraban a Mukú Leh Chan que significa culebra con plumas.

Origen y significados

Si bien esta deidad es anterior a la época de los mayas, se desconoce con exactitud su origen. En este sentido, se cree que esta deidad puede ser oriunda de las culturas olmeca o tolteca. De todas maneras, Kukulkán cuenta con una importante presencia en Mesoamérica ya que diferentes culturas lo conocían y veneraban.

El significado de Kukulkán puede traducirse como la Serpiente emplumada de la muerte y la resurrección. Como tal, esta deidad era una de las más importantes para la mitología maya y se le atribuían poderes considerables sobre el mundo terrenal. Esta deidad estaba fuertemente vinculada con los distintos elementos, es decir, con el aire, el agua, el fuego y la tierra.

En la ciudad de Chichén Itzá se encuentra un templo piramidal asociado con Kukulkán. Según la mitología maya, Kukulkán desciende por la cara norte de este templo durante los equinoccios de primavera y otoño. Se creía que con su descenso, Kukulkán bendecía y favorecía la abundancia de las cosechas durante los siguientes meses.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.