Anabolismo

El anabolismo describe una serie de procesos metabólicos mediante los cuales se sintetizan moléculas desde otras más simples. Como tal, el anabolismo representa la fase del metabolismo en la cual se generan estructuras bioquímicas complejas en base a sustancias simples. Durante este proceso se emplea energía química del organismo en modo reductor.

Este proceso metabólico es complementario y opuesto al proceso de catabolismo. El origen de la palabra anabolismo se encuentra en la unión de los términos griegos ana y ballein. Dichos términos significan hacia arriba y lanzar, respectivamente, lo que describe el proceso en sí. Es decir, la idea de ir hacia arriba desde lo básico hacia lo más complejo.

Para poder llevar a cabo este proceso es necesario emplear energía adicional. Esta energía se obtiene del otro proceso, el catabolismo, que al descomponer moléculas complejas en simples libera energía química. Así, el proceso de anabolismo aprovecha esa misma energía para sintetizar moléculas más complejas desde otras simples.

El anabolismo es una fase metabólica en la que se crean moléculas complejas.

De esta manera podemos notar el proceso opuesto que significan estas fases metabólicas y cómo se retroalimentan entre sí. Mientras que el anabolismo emplea energía para poder sintetizar moléculas complejas, el catabolismo libera energía al descomponer macromoléculas. Estos procesos se llevan a cabo dentro de las células y cuando están en equilibrio la célula se encuentra estable.

Sin embargo, cuando la célula necesita crecer o reproducirse el proceso predominante es el anabolismo. Esto se debe a que mediante el anabolismo se pueden fabricar aquellas piezas bioquímicas extras que se necesitan. De esta manera, con el anabolismo la célula podrá volverse más compleja o bien aumentar su tamaño.

Podría decirse que el anabolismo se trata de una etapa metabólica vital para los seres vivos. Además de proveer macromoléculas para que el catabolismo descomponga y libere energía cumple otras funciones. Un claro ejemplo del proceso de anabolismo en el ser humano sería el mismo proceso de crecimiento.

Características y funciones del anabolismo

Tal como hemos mencionado, además de ser el proceso metabólico en el que se sintetizan moléculas complejas, este proceso cumple otras funciones. En primer lugar, sirve como un método de almacenamiento de energía en los enlaces químicos que componen a las moléculas complejas. Algunos ejemplos de esto se encuentran en el glucógeno y los triglicéridos que almacenan las células animales o el almidón en las plantas.

También sirve para elaborar los componentes que conforman las células y los tejidos. Esto hace posible que el organismo crezca y se produzca un aumento de masa muscular. A su vez, permite la creación de nuevas células que sirven para reponer tejidos y reemplazar células viejas.

Este proceso metabólico puede desarrollarse de dos formas diferentes en seres autótrofos. Las plantas son capaces de sintetizar por su cuenta los nutrientes que requieren para funcionar. Así, el anabolismo en este tipo de seres se produce mediante:

  • La fotosíntesis donde se consume dióxido de carbono y agua para elaborar almidón. Para llevar a cabo este proceso, las plantas utilizan energía solar.
  • La quimiosíntesis, es el proceso que realizan microorganismos principalmente. Emplean sustancias químicas reactivas para sintetizar moléculas orgánicas.
Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *