Saltar al contenido

Amuletos japoneses

Los amuletos japoneses son artículos que atraen la buena suerte o bien ahuyentan las desgracias y malos espíritus. Estos amuletos japoneses son conocidos como engimono y podemos encontrarlos por todas partes. Así, los japoneses acostumbran a colgar estos amuletos en sus casas, templos y tiendas y hasta llevarlos consigo en sus bolsos.

Estos amuletos pueden tener formas de animales o bien estar hechos con tela, hilos, papeles y maderas, entre otros. La mayoría de los amuletos japoneses atraen la buena suerte y se consiguen, generalmente, en santuarios y templos. Podría decirse que vender estos amuletos es una de las principales fuentes de financiamiento de estos lugares.

Que estas instituciones religiosas se financian de esta forma se debe a que por ley no pueden recibir dinero del estado. Existe una gran variedad de amuletos y, de acuerdo a su función, pueden ser económicos o costosos. Entre los más baratos se encuentran el amuleto ema o el omikuji mientras que uno de los más caros es la carta kiganbun.

Los amuletos japoneses son diferentes artículos que atraen la buena suerte.

Algo que caracteriza a estos amuletos japoneses es que deben renovarse anualmente. De esta manera, tanto santuarios como templos se aseguran esa entrada de dinero de forma constante. Además, estos amuletos son excelentes opciones para regalar a amigos y familiares.

Uno de los amuletos japoneses más populares es el omamori al que consideran como el amuleto para todo. En este sentido, el omamori ayuda a aprobar exámenes y a conseguir el amor, evita accidentes y mejora la salud. Como tal, este amuleto puede llevarse en el bolso, el coche e incluso en el móvil y viene en distintos colores y diseños.

Otro conocido amuleto japonés es el omikuji, este amuleto consiste en pequeños papeles que adivinan el futuro y predicen la fortuna. En caso de que el omikuji tenga un mensaje de mala suerte se acostumbra a atarlo en algún árbol del templo. Con esto se consigue que los dioses se lleven la mala suerte y no persiga a quien le tocó.

Más amuletos japoneses

Luego tenemos las conocidas tablillas ema, pequeñas tablillas de madera donde se pueden escribir deseos. De acuerdo a la tradición, se debe escribir el deseo en uno de los lados de la tablilla y colgarla en el santuario. Luego los monjes o sacerdotes se encargan de quemarlas para que el deseo llegue a los dioses.

También se encuentra el conocido Maneki-neko, o el gato de la buena suerte. Este es probablemente uno de los más reconocidos amuletos japoneses en todo el mundo. Se trata del gato blanco y sonriente que mueve una de sus patas invitando a entrar. En la otra pata el maneki-neko tiene una moneda koban que es un símbolo de la fortuna y lleva un cascabel en el cuello.

Otro conocido amuleto japonés es el Daruma, el amuleto de los propósitos, y consiste en un muñeco rojo. Este muñeco se caracteriza por no tener extremidades y ser una enorme cara masculina sin ojos. Tiene una forma redondeada que puede balancearse sin que se caiga como una forma de representar el esfuerzo y la perseverancia.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.