Saltar al contenido

Ahimsa

El concepto ahimsa pertenece al lenguaje sánscrito y hace referencia al respeto a la vida y abogar por la no violencia. En este sentido, la idea de este concepto no solo se refiere a no matar sino también a evitar causar cualquier tipo de dolor a todo ser vivo. Aquí se incluyen no solo las acciones sino también las palabras y los pensamientos ofensivos.

Este concepto surgió alrededor del siglo V a.C. como parte de la filosofía india y apareció originalmente en las escrituras hinduistas Upanishads. A pesar de su origen asociado al hinduismo, el mismo concepto ha sido adoptado por el budismo y el jainismo. Además de lo que ya hemos mencionado, el concepto ahimsa también se refiere a otros tipos de respetos.

Así, aunque principalmente se refiere al respeto por la vida y una práctica pacífica, esto se extiende a otras ideas semejantes. De esta manera, el ahimsa también se relaciona con el respeto de las culturas, el espíritu y la naturaleza. En conclusión, podemos decir que este concepto es una filosofía de vida que promueve la paz con todo lo que nos rodea.

El concepto ahimsa pertenece al hinduismo y es una filosofía de vida pacífica.

También podemos interpretar este concepto como la correlación entre nuestras acciones, actitudes y pensamientos con dar amor y estar en armonía con el mundo. Uno de los principales promotores de este concepto en Occidente fue Mahatma Gandhi. Para Gandhi, el concepto ahimsa era común denominador que se encuentra en el centro de todas las religiones.

Aunque en un principio este concepto apuntaba a un significado espiritual y/o religioso, con el tiempo ha ido más allá. En este sentido, con el tiempo ha sido apropiado incluso por líderes que promueven los derechos civiles. Un claro ejemplo de esto se encuentra con Martin Luther King, quien se vio influenciado por este concepto y era el mayor defensor de los derechos civiles de los afroamericanos.

Otras formas en que se introdujo este concepto en Occidente ha sido mediante la práctica de la meditación y el yoga. Las personas que practican meditación y yoga empiezan a interesarse por estos conceptos propios de la cultura oriental. Un ejemplo práctico producto del ahimsa es la comunicación no violenta propuesta por el psicólogo estadounidense Marshal Rosenberg.

Más interpretaciones sobre el ahimsa

Como Mahatma Gandhi fue uno de los principales promotores del ahimsa, su ideología se basaba en la doctrina hinduista y en el jainismo. Así que podemos traducir este concepto como la no violencia hacia la vida. Pero no se limita a eso y puede abarcar más ideas como la de no ofender a otra persona.

Aquellos que creen y practican el ahimsa pueden encontrar el último estado, alcanzando la meta de la vida. La doctrina del ahimsa no cree en la existencia de un enemigo al evitar ofender o ejercer violencia de ningún tipo ante los demás. Esta doctrina también considera que al proyectar amor ante los demás este amor será devuelto.

Según Gandhi, el concepto ahimsa apunta a evitar acciones y actitudes violentas. En este sentido, no solo se apunta a no matar sino también a evitar causarle ningún tipo de daño o dolor al otro. Aquí no solo se habla de daño físico sino que también se refiere al daño emocional y psicológico que podemos ocasionar con nuestras actitudes, dichos y hechos.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.