De Significados

Quien mucho abarca, poco aprieta

La expresión “Quien mucho abarca, poco aprieta” se trata de un refrán popular que se refiere a la incapacidad de hacer muchas cosas al mismo tiempo. En este sentido, cuando una persona pretende hacer diversas tareas a la vez, lo más probable es que no haga ninguna bien. Este refrán es de origen español, se ha extendido y es usado por la mayoría de los hispanohablantes.

En cierta forma, el significado de este refrán se relaciona con la avidez, la ambición y la propia autoexigencia. Señala el riesgo al tratar de ocuparnos en más cosas de las que podemos y el probable fracaso de ello. De esta forma, este refrán sirve como una forma de advertencia sobre la cantidad de cosas que uno puede hacer o manejar.

Cuando decidimos enfocarnos en una cantidad realista y manejable podemos darle la atención que merecen. En cambio, aquellos que pretenden hacer lo más posible o llenarse de tareas, lo más probable es que se les salga de las manos. Con esto nos referimos a que somos seres humanos y tenemos limitaciones, no somos máquinas multitareas.

La frase “Quien mucho abarca, poco aprieta”, se refiere a la incapacidad para hacer muchas cosas a la vez.

En definitiva, la enseñanza o moraleja de este refrán recomienda centrarse en una o pocas cosas si queremos lograr buenos resultados. De lo contrario no solo no podremos hacer todas las tareas adecuadamente, sino que también nos saturamos a nosotros mismos. A su vez, este refrán nos sirve en cierta forma para gestionar nuestras tareas y tiempo.

Además de una buena forma de organizarnos, este refrán también nos recuerda la energía que conlleva hacer cada cosa. Por ello debemos aprender a priorizar las tareas o responsabilidades más importantes y concentrarnos en un número específico de tareas. Esto nos permitirá llevar cierto ritmo que, con trabajo continuo, podemos terminar efectivamente y a tiempo.

Entonces, el refrán “Quien mucho abarca, poco aprieta” es un recordatorio para evitar que colapsemos o nos saturemos. Muchas veces las personas por falta de tiempo, por competitividad u otras razones tiende a sobrecargarse de cosas. Por lo general piensan que pueden lidiar con todo eso pero lo cierto es que el tiempo y su energía le juegan en contra.

Características y ejemplos

Como sucede con muchos refranes populares, su uso es tan generalizado que a veces solo se usa la primera parte del mismo. A este respecto, a veces basta con que alguien diga “Quien mucho abarca…” para que otros entiendan a lo que se refiere. Cuando esto sucede, quien dice el refrán sugiere o implica el refrán completo o bien deja que otro lo complete.

También podemos encontrar versiones de este mismo refrán en otros idiomas como ocurre con el inglés. Así en inglés el mismo refrán sería “He who grasps at too much loses everything” que en español señala que quien se aferra demasiado pierde todo. También hay otra versión que dice: “If you ran after two hares you will catch neither” (si corres detrás de dos liebres no atraparás a ninguna).

La idea clave de este refrán viene a señalar, en cierta forma, los peligros de la ambición. También puede referirse a la capacidad intelectual, cuando nuestra mente está dispersa en varios asuntos y no avanza ni rinde bien con ninguno. Un claro ejemplo de querer abarcar demasiado son las metas ambiciosas que se marca una persona para lograr en un año.

Formato para citar
"Quien mucho abarca, poco aprieta". En: De Significados. Disponible en: https://designificados.com/quien-mucho-abarca-poco-aprieta/ Consultado: 19 de abril de 2024.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *