Idealismo

El idealismo representa una tendencia a pensar que la vida y el mundo se desenvuelven de forma ideal y perfecta contraria a la realidad. También señala una corriente filosófica que tiende a negar la realidad del objeto de conocimiento. El idealismo filosófico considera que las cosas no pueden existir independientemente de nuestra conciencia.

En filosofía se denomina idealismo al conjunto de teorías filosóficas que privilegian las ideas sobre todo lo demás. Esta corriente filosófica se opone al materialismo que rechaza los postulados del idealismo. Aunque el idealismo considere las ideas sobre el realismo, no lo rechaza completamente y algunas teorías hacen una síntesis entre ambos.

Sobre ello podemos mencionar que el idealismo objetivo propone la existencia de objetos abstractos que existen independientemente del observador/pensador. Esto contradice en parte la idea central de esta corriente, es decir, que los objetos no pueden existir sin que una mente que tenga consciencia de ellos.

El idealismo es una postura filosófica que considera a las ideas como el centro de todo.

Esta corriente supone que para poder conocer las cosas y el mundo que nos rodea hay que partir del sujeto pensante, la conciencia y las ideas. El idealismo filosófico cuenta diferentes variantes y características dentro de las teorías que lo conforman. Antes mencionamos una de ellas, el idealismo objetivo el cual postula la independencia de las ideas.

Esta línea del idealismo considera que podemos descubrir y aprender las ideas a través de la experiencia. El idealismo objetivo cuenta con pensadores y filósofos como Hegel, Dilthey, Bolzano o Leibniz como exponentes. A su vez, los que adherían a esta corriente del idealismo veían a los demás como ideas que carecían de cuerpo material.

También se encuentra el idealismo subjetivo que, a diferencia del anterior, contempla la existencia de las ideas vinculadas a la mente del sujeto. Esta corriente idealista no cree que exista un mundo externo autónomo de la conciencia del pensador. Los que adherían al idealismo subjetivo consideran que los demás solo existen en su mente.

Características y corrientes del idealismo

La corriente subjetiva del idealismo coloca al sujeto cognoscente como el centro de todo. Sin embargo, esta corriente contempla dos variantes; se encuentra la versión radical por un lado y la moderada por otro. La primera considera que es el sujeto el que construye el mundo y que éste no existe de forma independiente. La versión moderada, por su parte, apunta a que las cosas son de acuerdo al cristal con que se las mira.

Algunos de los principales exponentes del idealismo subjetivo son Kant, Descartes, Mach, Berkeley, Collingwood, Cassirer y Fichte. Es importante señalar que afirmar la importancia de las ideas no implica ser idealista. Algunos pensadores realistas o materialistas afirman que las ideas existen e importan pero que ellas no tienen una existencia autónoma.

Una variación del individualismo es la reacción individualista de la filosofía alemana. Dicha corriente expone que según la clase de hombre que uno es depende la elección de filosofía a la que se adhiere. Esta idea es limitada a los adultos que se encuentran en posición de adquirir una filosofía de vida determinada.

Formato para citar (APA)

“Idealismo” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/idealismo/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *