Gastronomía

La gastronomía es el estudio de la relación entre el ser humano y su alimentación, llevado a cabo por un profesional en el asunto, a quien se conoce bajo el nombre de gastrónomo. Usualmente, se suele pensar a la gastronomía como una disciplina únicamente asociada con el arte culinario, sin embargo, esto representa una ínfima parte del área de trabajo, ya que la gastronomía no se ciñe solamente a la preparación de platos alimenticios, sino que también se encarga de analizar el entorno físico que rodea al hombre.

La gastronomía ha evolucionado conforme al avance de la historia. Así por ejemplo, en la Antigua Roma se experimentó un cambio desde la época de la república, en donde la base de la alimentación estaba determinada por cereales y legumbres, hasta la etapa del Imperio, momento en el que la dieta estaba enormemente influenciada por componentes extranjeros de la cocina griega. Es allí cuando los romanos se especializaron en la preparación de vinos, aceites y embutidos.

appetizer-plate-941284_1280

Gastronomía

Gracias al advenimiento de las cocinas griega y romana es que surgen dos clases de gastronomía que lograron influenciar las dietas de numerosos países hasta nuestros días: estamos hablando de la gastronomía bizantina y la gastronomía árabe. La primera de ellas es famosa por su dedicación a la repostería, así como por su enorme variedad de quesos y su gusto por la carne picada; mientras que la segunda logró articular las herencias griega y romana con los sabores de Oriente.

Durante el Renacimiento, la comida europeo sufrió un marcado viraje hacia la elegancia y la sofisticación, propias de la cocina veneciana. Como resultado del estrecho comercio con Medio Oriente, Europa ajustó su paladar hacia nuevos sabores de especias y condimentos, tales como el azafrán, la pimienta, la mostaza y el clavo de olor. Asimismo, el descubrimiento de América provocó cambio significativos en el régimen alimenticio, tras incorporar papas, batatas, tomates, maíz y cacao a numerosos platos.

Con la llegada del período Barroco, la tendencia europea volvió a cambiar, esta vez hacia la zona de Francia. Gracias al rey Luis XIV, un rey conocido por su gran paladar, la comida francesa se vio beneficiada y alcanzó la fama de la que continúa gozando hasta nuestros días. Sin embargo, en aquellos tiempos, estas delicias eran sólo reservadas para las aristocracias y la corte del rey, pues la mayor parte del pueblo fue víctima de fuertes hambrunas.

A partir de la Edad Moderna, más específicamente, luego de la Revolución Francesa, se produjo un cambio en los derechos que regían los alimentos, lo que garantizó el acceso de todo el mundo a adquirir todo tipo de alimentos, anteriormente reservado a los sectores poderosos. De este modo, aparecieron los restaurantes, se extendieron las reservas de alimentos y se expandió la literatura dedicada al tema, ya no sólo en forma de recetarios sino también en materiales de investigación y divulgación científica.

Durante el siglo XX, hemos sido testigos de una revolución gastronómica de la mano de los fast foods, centros de comida rápida, generalmente dedicados a la elaboración de hamburguesas, que surgieron con el fin de satisfacer una necesidad alimenticia en muy poco tiempo y a bajo costo. No obstante, las consecuencias nutricionales que han ocasionado estos comercios a escala global ha provocado un nuevo viraje hacia la comida natural y vegetariana.

Formato para citar (APA)

“Gastronomía” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/gastronomia/ [Consultado: ].

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *