Discalculia

Se conoce por discalculia a la dificultad a la hora de aprender matemáticas, una dificultad de aprendizaje. Se parece a la dislexia, pero la discalculia es específica de las matemáticas. Así como las personas disléxicas tienen dificultades para expresarse en su lenguaje materno, los que padecen discalculia no comprenden o les cuesta realizar cálculos.

Los estudios realizados para conocer la causa de esta dificultad de aprendizaje parece estar relacionada con trastornos genéticos. Esto sugiere que los niños que nacen con alguna complicación biológica o genética es más propenso a padecer discalculia. Los investigadores acostumbran a estudiar personas con algún síndrome genético y discalculia para entender mejor esta dificultad.

La decisión de estudiar a pacientes diagnosticados con trastornos genéticos surge por considerarlo una causa de discalculia. Esto quiere decir que si alguien padece algún trastorno genético es más propenso a padecer alguna alteración cognitiva relacionada con la capacidad de hacer cálculos.

discalculia

La discalculia es la dificultad para aprender y realizar cálculos numéricos.

En el año 2005 se llevó a cabo un estudio con pacientes de Síndrome Velocardiofacial. En este estudio se localizaron zonas cerebrales que parecen relacionarse con el aprendizaje aritmético. Estas zonas cerebrales se encontraban hipoactivas o disminuidas en los pacientes de este Síndrome.

Volviendo al tema de las zonas cerebrales relacionadas con el aprendizaje aritmético, la más importante parece ubicarse en el lóbulo parietal. Aparentemente es en la zona del Gran Angular donde funcionan las operaciones de cálculos y procesamientos numéricos. Dentro del lóbulo parietal posterior superior se encuentra el área que ayuda a resolver cálculos.

Los estudios con pacientes de diferentes síndromes y que también presentaban discalculia mostraban una disminución en el surco intraparietal derecho. Entre estos estudios se destacaron los pacientes con síndrome de Turner que también padecían discalculia. Fue bastante significativa la correlación que hallaron en pacientes con síndrome de Turner que también mostraban déficits en matemáticas.

Estudios y causas de discalculia

Antes mencionamos que se han hecho numerosas investigaciones asociando la discalculia con trastornos genéticos varios. Las conclusiones de la mayoría de estas investigaciones sugieren que existe una base neural determinada. Dicha base neural es la que se encarga de los procesamientos matemáticos y presentan un déficit significativo en personas con discalculia.

Las zonas que han señalado vinculadas con el procesamiento aritmético son las siguientes: La parte horizontal del surco intraparietal se relaciona con todo tipo de tareas numéricas. El giro angular izquierdo es el encargado de procesar la manipulación verbal de los números. Y por último el sistema bilateral parietal posterior-superior que guía la atención espacial mental sobre cantidades.

Debido a que estas zonas cerebrales son las más importantes con respecto al aprendizaje matemático, cualquier anomalía en ellas puede causar discalculia. Las anomalías pueden presentarse tanto en esas zonas corticales como en la sustancia blanca que comunica las distintas zonas cerebrales.

Esta dificultad de aprendizaje es generalmente hereditaria y/o genética, lo que quiere decir que los familiares de un discalcúlico son propensos a padecerla también. Algunos estudios han concluído que existen aspectos biológicos y genéticos que ocasionan el déficit de aprendizaje aritmético.

Formato para citar (APA)

“Discalculia” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/discalculia/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *