De Significados

Cuadro La noche estrellada de Vincent Van Gogh

El cuadro La noche estrellada del artista neerlandés Vincent Van Gogh es considerado uno de los más importantes del pintor. Este cuadro fue pintado en el año 1889 y marcó un punto de inflexión en el arte postimpresionista con su estilo tan único y original. La obra se trata de un óleo sobre tela que mide 73,7 por 88,2 cm y su título original es “De Sterrennacht”.

En la actualidad, este cuadro se encuentra en el MoMa (el Museo de Arte Moderno de Nueva York). Van Gogh pintó el cuadro de La noche estrellada durante su internación voluntaria en el hospital psiquiátrico Saint Paul de Mausole. Con esta obra, Van Gogh abandona el estilo impresionista para plasmar colores y formas más bien imaginarias.

De esta manera, la obra resultante termina siendo una interpretación personal del artista sobre el lugar. Lo llamativo de este cuadro es el estilo propio que le imprimió Van Gogh que resulta tan íntimo como único. La composición de la obra se puede dividir en dos secciones horizontales, por un lado la bóveda celeste y por el otro el paisaje.

El cuadro la noche estrellada es de las obras más importantes de Vincent Van Gogh.

En la sección de la bóveda se pueden apreciar el cielo nocturno con un total de once estrellas. Lo característico de estas estrellas resulta el halo propio que presentan de una forma exagerada y vibrante. También se aprecian dos espirales nebulosas que se abrazan en dirección a la luna generando fluidez y movimiento.

La luna, por su parte, se encuentra en estado menguante en la esquina superior derecha del cuadro. El satélite de la Tierra se destaca por sus tonos amarillos que resultan tan luminosos y vibrantes como el sol. También presenta el mismo halo, más nítido y grande, que presentan las estrellas en la obra.

En cuanto al paisaje de la parte inferior, se puede apreciar un paisaje con colinas y montañas y un pueblo. La horizontalidad de la obra se rompe con dos elementos claramente distinguidos: el ciprés del costado izquierdo y la torre de la iglesia. Ambos elementos verticales se encuentran apuntando al cielo y llaman la atención tanto como este último.

Características y curiosidades

Uno de los aspectos más llamativos del cuadro es el uso y distribución de los colores. Se nota claramente que los colores empleados en el cielo resultan mucho más vivos y llamativos que los del pueblo. Aunque los colores dominantes son el amarillo, el azul, el blanco y el verde, la luminosidad del cielo se lleva toda la atención.

La técnica que usó Van Gogh con esta obra fue la del óleo sobre lienzo pero le dio un tratamiento sumamente personal. En este sentido, Van Gogh optó por usar pinceladas gruesas de forma concéntrica y ondulante. Esto simula casi la forma de un tejido popular y se aleja de la profundidad espacial característica del uso de esta técnica.

Además, los trazos gruesos que usó sirven para seguir acentuando el contraste entre el cielo y el pueblo. Este último se realizó con trazos breves, cuadrados y rectos a diferencia de las curvas y círculos que copan el cielo. La pintura presenta líneas dinámicas que parecen ondular por la obra dando una sensación de movimiento.

Formato para citar
"Cuadro La noche estrellada de Vincent Van Gogh". En: De Significados. Disponible en: https://designificados.com/cuadro-la-noche-estrellada-de-vincent-van-gogh/ Consultado: 19 de abril de 2024.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *