Clima

El clima se refiere a las condiciones atmosféricas de un determinado lugar que incluye temperatura, vientos, humedad, frecuencia de lluvias, entre otros aspectos. Estas condiciones climáticas impactan e influyen directamente en los seres que viven en dicho lugar. Esto se debe a que determinadas condiciones climáticas afectan a sus habitantes y las características de estos.

Teniendo en cuenta esas condiciones atmosféricas que describen un clima podemos encontrar los siguientes tipos: Clima tropical, clima templado, mediterráneo, de montaña, árido, polar, etc. El mismo concepto puede aplicarse para describir el ambiente de determinadas situaciones, por ejemplo: “Había un clima de incomodidad en el comedor familiar”.

El concepto de clima se enmarca como una medida estadística del tiempo atmosférico de determinados lugares. Esta estadística se mide teniendo en cuenta factores como: La variación de la temperatura, de la presión atmosférica, del viento, las precipitaciones, el porcentaje de humedad, entre otros factores. A su vez, al ser una medida estadística, tiene en cuenta períodos medianamente largos de tiempo.

El clima describe las condiciones atmosférica de una región geográfica.

De esta manera, es importante diferenciar lo que sería el clima del tiempo. El clima contempla todos esos factores atmosféricos de un lugar a lo largo de un período extenso de años. El tiempo, por su parte, describe esos mismos factores pero durante un corto plazo de tiempo en el lugar analizado.

Otra característica notable del clima tiene que ver con los componentes que la integran. Así, el clima contempla una serie de valores que generan el sistema climático de una región específica. Estos componentes climáticos son la atmósfera, la biosfera, la criosfera, la hidrosfera y la litosfera.

Existen otros factores que afectan e influyen el clima de un lugar, y esos son el terreno, la altitud y la latitud. Otros factores que pueden influir en las condiciones climáticas son las corrientes y los cuerpos de agua cercanos. Los climas de los diferentes lugares se pueden clasificar de acuerdo a la media y las gamas presentes en sus distintas variables. Las variables más importantes para clasificar un clima son las precipitaciones y la temperatura.

Clasificación y tipos de climas

La clasificación climática más utilizada es la de Koppen que fue desarrollada por el geógrafo alemán Wladimir Koppen. Otro sistema de clasificación climática es el de Thornthwaite vigente desde 1948 que incluye datos como: la información de temperatura, precipitaciones, evapotranspiración. Además, este sistema es empleado para estudiar la diversidad biológica y los cambios que puede causar el clima al respecto.

Otros sistemas de clasificación son el de Bergeron o el Spacial Synoptic que contemplan el origen de las masas de aire. Según estas clasificaciones climáticas, son esas masas de aire las que definen el clima de una zona geográfica. También existe un análisis de climas antiguos que se conoce como paleoclimatología y contemplan climas previos al siglo XIX.

En el estudio del clima se contemplan una serie de elementos que describen el tiempo meteorológico. Entre esos elementos se incluyen la temperatura, la humedad, las precipitaciones, los vientos y la presión atmosférica. En base a estos se consiguen los datos sobre temperaturas medias mensuales así como los montos pluviométricos a lo largo de los años.

Formato para citar (APA)

“Clima” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/clima/ [Consultado: ].

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *