Cuenca

La palabra cuenca puede referirse a diferentes cosas y tiene su origen en los términos konkhē del griego y concha del latín. Según el diccionario de la RAE, la palabra cuenca se usa para referirse a la cavidad craneal donde se ubica el globo ocular. Además, este término también se utiliza para señalar al terreno donde desembocan los cuerpos acuáticos.

Entre los usos más frecuentes de esta palabra se encuentra el que señala la cavidad del cráneo donde se inserta el ojo. Aunque, tal como señalamos previamente, esta palabra hace referencia generalmente a una concavidad o agujero. Por eso también describe terrenos hundidos, rodeados por montañas e incluso valles.

Siguiendo la idea de cavidad, la cuenca describe aquella zona geográfica donde las corrientes y cuerpos acuáticos desembocan. El uso de esta palabra para señalar terrenos geográficos es muy común, por lo que además de los mencionados anteriormente también se refiere a: Zonas donde se practica la minería, se extrae petróleo e incluso donde se produce la leche.

Una cuenca es una zona geográfica rodeada de montañas, terrenos hundidos o valles.

Ciertas regiones geográficas se conocen por el nombre de Cuenca y el lugar donde se encuentran. Algunos ejemplos de esto son la Cuenca del Amazonas, la Cuenca del Ruhr en Alemania e incluso la Cuenca Minera Asturiana de España. Desde el punto de vista geográfico, la palabra cuenca se utiliza para denominar ciertos terrenos como sucede con otras palabras relacionadas.

En relación a las cuencas geográficas antes mencionadas, también podemos mencionar las cuencas hidrográficas. Este tipo de cuenca se trata de una zona de drenaje, es decir que es un lugar donde las aguas se drenan de manera natural. Dicho drenaje se realiza por medio de un río que desemboca en algún cuerpo acuático, por evaporación o filtración.

Relacionado a las cuencas hidrográficas se encuentran aquellas denominadas cuencas imbríferas y las hoyas hidrográficas. Este tipo de cuencas pueden dividirse en tres zonas principales que reciben el nombre de cuenca baja, media y alta. También podemos mencionar que existen diferentes tipos de cuencas según el método de drenaje que las caracteriza.

Tipos de cuencas hidrográficas

Tal como mencionamos antes, las cuencas hidrográficas se pueden clasificar según cómo drenan sus aguas. Así podemos mencionar el tipo de cuenca arreica que se caracteriza por no desembocar en ningún cuerpo acuático. Las aguas de cuencas arreicas se drenan por evaporación o bien terminan filtrándose en el terreno.

El siguiente tipo de cuenca se denomina endorreica y se caracteriza por drenar sus aguas en cuerpos acuáticos estancados. Esto quiere decir que las aguas de estas cuencas no desembocan al mar sino más bien a lagos o lagunas. Algunos ejemplos de este tipo de cuenca en nuestro país son la Laguna de Mar Chiquita, las lagunas de la Puna o el lago Epecuén.

Por último tenemos la cuenca exorreica que se caracteriza por drenar sus aguas en el mar o en el océano. Esto quiere decir que desemboca en cuerpos acuáticos abiertos y algunos ejemplos de este tipo de cuenca son: La Cuenca del Río de La Plata, la cuenca del Amazonas, la cuenca del Mississippi o la cuenca del Nilo.

Formato para citar (APA)

“Cuenca” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/cuenca/ [Consultado: ].

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *