Bicarbonato de sodio y para qué sirve

El bicarbonato de sodio se trata de un polvo blanco en estado sólido que se disuelve fácilmente en agua. Se trata de una sustancia que no resulta tóxica de ingerir en dosis bajas, tampoco daña la piel, pero puede irritar los ojos. Como tal, esta sustancia cuenta con múltiples usos y aplicaciones que van desde ingrediente de cocina a producto de limpieza.

También conocido como bicarbonato sódico o bicarbonato de soda, suele emplearse como polvo para hornear. Se le atribuye el descubrimiento de este polvo a los pasteleros neoyorquinos Austin Church y John Dwight. Así, se estima que el bicarbonato de sodio apareció aproximadamente en 1846, hace 150 años.

El bicarbonato de sodio se caracteriza por ser un polvo fino de color blanco y estado sólido que no resulta tóxico y es inoloro. También resulta curioso que no caduque o se eche a perder y sea tan versátil de usar. Entre los principales usos de esta sustancia se encuentran: Higiene personal, limpiador ecológico, repelente, medicamento natural, entre otros.

El bicarbonato de sodio es un polvo blanco muy versátil con numerosos usos.

Teniendo en cuenta los usos mencionados, vale profundizar un poco más en qué funciones podemos darle. De esta manera, en la higiene personal podemos usar bicarbonato de sodio como pasta de dientes casera. Es un ingrediente frecuente en pastas comerciales, sirve para mantener el aliento fresco y como blanqueador.

Relacionado con el uso anterior, podemos disolverlo en agua para emplearlo como enjuague bucal. También podemos usarlo como anti caspa cuando nos lavamos el cabello, frotando sobre el pelo húmedo o añadiendolo al shampoo. Otro uso higiénico del bicarbonato es como sales de baño, exfoliante facial y desodorante.

Como producto de limpieza, el bicarbonato de sodio sirve para limpiar las superficies del baño y desatascar tuberías. También se puede emplear para lavar la vajilla, eliminar hongos de las superficies, limpiar muebles y plata. Se lo puede utilizar para potenciar el detergente y como suavizante de ropa, también sirve para sacar manchas de aceite o grasa. Sirve como blanqueador y desinfectante, elimina olores y actúa como plaguicida.

Otros usos del bicarbonato de sodio

Se puede utilizar el bicarbonato como una arena casera y natural para gatos mezclandolo con agua y periódicos reciclados. Esta sustancia puede ayudar a extinguir fuegos caseros causados por aparatos eléctricos o grasa en la cocina. También sirve como removedor de pegamento en envases y frascos de vidrio al mezclarlo con aceite.

Como medicamento casero y natural, el bicarbonato sirve para aliviar el ardor de estómago, picaduras de mosquitos y quemaduras. También puede emplearse ante molestias de cistitis, como anti ácido, para aliviar el cansancio de los pies y curar la resaca. Además podemos usarlo para curar la adicción al café o dejar de fumar, así como para aliviar resfriados y gripes.

A pesar de sus beneficios y notables ventajas, se recomienda usar con moderación y no de forma regular. Esto se debe a que puede ocasionar efectos secundarios y contraproducentes de ser utilizado de forma prolongada. Por ejemplo, si se lo usa seguido como anti ácido puede terminar provocando una acidez de rebote alterando el pH del organismo.

Etiquetas:b

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *