Apología

La apología se refiere a un discurso que alaba, defiende y/o justifica alguna cosa o persona con vehemencia. Por ello también se califica de apología a las alabanzas o justificaciones que se hacen de forma exaltada sobre algo o alguien. Debido a su carácter tan positivo sobre el tema en cuestión, la apología no siempre es bien vista.

En la actualidad, y gracias a las redes sociales, la apología más común es aquella referida al delito. El acceso a estos medios de información democratiza la posibilidad de expresarse y la gente hace uso indiscriminado de la libertad de expresión. Por ello, en ocasiones, algunas personas terminan haciendo apología del delito con sus comentarios y publicaciones.

Resulta necesario señalar que la apología del delito se trata de un crimen penado por la ley en diferentes países. Esto se debe a que hacer apología del delito es lo mismo que alabar o defender estas conductas. E incluso hacer apología del delito puede llegar a alentarlo o promoverlo para que alguien cometa algún hecho delictivo.

La apología se refiere a un discurso o postura que defiende o justifica algo con vehemencia.

Sin embargo, a nivel histórico y general, se podría decir que la apología más famosa proviene de la filosofía y se le atribuye a Platón. Este filósofo griego escribió la Apología de Sócrates que se remonta al 399 a.C. Por lo que el origen de esta palabra se encuentra en los términos apó y logos del griego que significan defensa o razonamiento inteligente.

Retomando la Apología de Sócrates escrita por Platón, cabe mencionar que se trata de la transcripción de ciertos diálogos. Estos diálogos tienen como protagonistas al propio Sócrates y al tribunal de Atenas. La Apología de Sócrates se centraba en la sentencia a muerte del filósofo donde lo acusaban de emancipar a la juventud ateniense.

Lo más significativo de esta Apología es que el propio Sócrates no buscaba defenderse frente al tribunal. Por el contrario, el filósofo se dedica a desarrollar una serie de conceptos entre los que se destaca la famosa frase que se le atribuye: “Solo sé que no sé nada”. De esta manera, el filósofo centró su defensa declarándose ignorante de los cargos por los que lo acusaban.

Aspectos y características de la apología

Tal como hemos mencionado, la apología hace referencia a un argumento o discurso que alaba o defiende una causa. Por lo general, la apología busca elogiar o justificar algo controvertido, que puede ir en contra de la ley, el bien y el sentido común. Puede relacionarse con cuestiones ilegales o inmorales, temas considerados tabú, o de mal gusto.

No siempre tiene un carácter negativo, debido a la variedad de opiniones y posturas existentes sobre distintos temas. Incluso puede suceder que hacer apología de cierta cuestión abre el debate o la negación sobre ello. La apología puede iniciar un nuevo debate sobre cuestiones tradicionales que han quedado estancadas en el tiempo.

Un ejemplo sobre lo que mencionamos anteriormente puede ser la apología sobre la legalidad del aborto. O bien la defensa de la eutanasia, ambos temas resultan polémicos debido al carácter ético y moral que suponen para la sociedad.

Etiquetas:a

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *