Agnóstico

La palabra agnóstico se trata de un adjetivo relacionado con el agnosticismo. Este adjetivo se utiliza para describir a las personas que no niegan la existencia de Dios pero creen que lo absoluto es inaccesible para nuestro entendimiento. El agnosticismo se basa en un razonamiento intelectual acerca del fundamento de una deidad suprema.

Esta palabra agnóstico deriva del término agnosticismo que a su vez tiene su origen en un concepto griego que significa sin conocimiento. Básicamente el agnosticismo postula el carácter incognoscible de afirmaciones de tipo religioso, metafísico y, sobre todo, aquellas relacionadas a la existencia de Dios. Básicamente señala que estas cuestiones son desconocidas o es imposible conocer la verdad absoluta sobre ellas.

El uso de esta palabra se le atribuye al biólogo británico Thomas Henry Huxley que la empleó por primera vez en 1869. Aunque pueden rastrearse ideas con posturas agnósticas desde obras de pensadores de la antigüedad. Así, había filósofos siglos antes de Cristo que proponían teorías agnóstica como Sanyaia Belatthaputta o Protágoras.

La palabra agnóstico señala a alguien indeciso acerca de cuestiones religiosas por falta de evidencias concretas.

Estos filósofos de la antigüedad sostenían posturas agnósticas con respecto a la existencia de vida más allá de la muerte, los dioses e incluso sobre la creación. Entre los antiguos exponentes de ideas agnósticas destacan el texto sagrado indio Rig-veda, el filósofo griego Protágoras y el filósofo indio Sanyaia Belatthaputta.

Una de las teorías agnósticas más antiguas conocidas es quizás el texto indio antes mencionado. El Rig-veda se cree fue compuesto entre el 1500 y 1200 a.C. y trata sobre el origen del universo. También cabe señalar que, desde que Huxley acuñó el término agnóstico, han sido muchos los pensadores que abordaron estos temas.

Aunque muchos tomen el agnosticismo como un credo alternativo, lo cierto es que se trata más bien de un método. Este método se basa en la aplicación rigurosa del siguiente principio: Cuando hablamos del intelecto nuestra principal guía es la razón y hay que seguirla sin contemplar otras consideraciones. Además, no podemos tomar por ciertas aquellas conclusiones que no son demostrables o hayan sido demostradas.

Algunas consideraciones con respecto al agnosticismo

El filósofo estadounidense William L. Rowe considera al agnosticismo como una postura filosófica basada en la carencia de fundamentos racionales para justificar cualquier tipo de creencia. Esto quiere decir que los humanos no somos capaces de afirmar si existe o no un Dios. A la vez, este filósofo considera que los agnósticos son las personas que no creen ni descreen la existencia de Dios.

De esta manera, los agnósticos se encuentran en un punto medio entre los ateos que no creen y los teístas que creen. Otros pensadores se niegan a pensar en estas posturas desde una perspectiva absoluta. Tal es el caso de George H. Smith que propone nuevas categorías intermedias entre las tres antes mencionadas: Un ateísmo agnóstico y un teísmo agnóstico.

El origen de esta palabra surgió durante el discurso de Huxley sobre su filosofía en la Sociedad Metafísica. Según Huxley su filosofía rechaza toda declaración sobre conocimientos espirituales o místicos. Así, este filósofo describió al agnosticismo como un método de investigación escéptico que se basa estrictamente en evidencias.

Formato para citar (APA)

“Agnóstico” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/agnostico/ [Consultado: ].

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *