Enfermería pediátrica

El término enfermería pediátrica designa la parte de la enfermería que se ocupa del cuidado infantil. La enfermería pediátrica atiende al público infantil, desde niños recién nacidos hasta adolescentes.

La enfermería pediátrica es complementaria de la medicina pediátrica. Su objetivo radica en en el cuidado y control durante las diferentes etapas del crecimiento infantil. Brinda un cuidado particular en la salud de los niños desde que nacen hasta que llegan a la adolescencia.

A medida que los niños van creciendo se recomienda que se les realice chequeos médicos regularmente. Es muy común durante los primeros años de la criatura, sobre todo cuando es bebé. Durante estos chequeos, los profesionales pueden observar cómo se va desarrollando el niño, si presenta alguna complicación o tiene buena salud.

enfermería-pediátrica

La enfermería pediátrica se encarga del cuidado y control de la salud infantil

Los profesionales de enfermería que se dedican al área pediátrica tienen por rol acompañar estos controles. Sobre todo si el infante debe someterse a controles especializados. De esta manera, existen profesionales enfermeros que se especializan en diferentes ramas de la medicina.

Además, los enfermeros pediátricos dedican mayor atención al cuidado de niños con enfermedades, discapacidades o lesiones. Aquí pueden desarrollar ampliamente sus conocimientos atendiendo las necesidades que presentan estos niños. De la misma manera, el enfermero pediátrico está al servicio de los familiares o tutores de estos niños.

El rol de estos profesionales ha ido variando con el tiempo. En la antigüedad, las encargadas de velar por la salud de los niños eran las madres o comadronas. Hasta que se empezó a valorar el cuidado infantil como una especialidad que requería ciertos conocimientos. Así, la enfermería pediátrica surge como especialidad de la salud a mediados del siglo XIX.

Tareas de la enfermería pediátrica

Los profesionales de este tipo de enfermería deben tener una serie de conocimientos para realizar su labor. Algunos de esos conocimientos son de tipo médico, otros relacionados a la fisonomía y biología de los niños. Y también deben tener conocimientos sobre pedagogía y los relacionados a temáticas sociales.

Luego cuando se trata de atender un caso, deben estar preparados para actuar con rapidez ante cualquier urgencia. Lograr apaciguar el dolor del paciente, así como también velar sobre sus funciones vitales. Acompañar y calmar a los niños en caso de que sean sometidos a algún procedimiento médico.

Durante la niñez es muy probable contraer enfermedades infecciosas. En estos casos la enfermería pediátrica se encarga de los procesos de vacunación para inmunizar a los niños ante las mismas. O, en caso de que contraigan una de estas enfermedades, son los que se encargan de seguir las indicaciones para su recuperación.

Trabajar con niños puede ser complicado, en general le temen a todo lo que los médicos les pueden llegar a hacer. Además muchos niños son hiperactivos o caprichosos y no colaboran a la hora de ser tratados. Aquí cobra mucha importancia que el profesional sepa cómo manejarse en estas situaciones. La pedagogía y un buen carisma son fundamentales para tranquilizarlos y ganarse su confianza.

Formato para citar (APA)

“Enfermería pediátrica” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/enfermeria-pediatrica/ [Consultado: ].