Congruencia

La palabra congruencia se refiere a la relación congruente que existe entre ciertas acciones, cosas o ideas. En este sentido, esta palabra tiene que ver con la relación equilibrada o de similitud que existe entre una serie de elementos. A su vez, la congruencia se trata de un concepto propio de las matemáticas presente en las ramas de la álgebra o la geometría.

Además de ser un fenómeno propio de las ciencias matemáticas, también se trata de un concepto cotidiano y general. Esto quiere decir que podemos encontrar o hablar de congruencias en cosas típicas de nuestra vida. Así, nos referimos a la congruencia como el estado lógico, una relación que tiene sentido entre dos o más cosas.

La palabra congruencia deriva del término congruens del latín que significa estar de acuerdo. También puede traducirse como ser lógico, oportuno o que exista coherencia entre dos o más elementos. De esta manera, esta palabra puede ser utilizada para señalar que algo o bien las cosas que hace alguien resultan lógicas.

La congruencia señala la relación de coherencia entre dos elementos.

Como concepto económico, la congruencia se usa para señalar el equilibrio o paridad existente entre dos números algebraicos. A la vez, la congruencia también puede encontrarse en las figuras geométricas cuando presentan una forma concreta. Esto significa que dichas figuras deben tener ángulos y lados iguales, se refiere a un cuadrado o triángulo, por ejemplo.

Existen diversas maneras para comprobar la congruencia geométrica que tienen las figuras. Por parte del álgebra, la congruencia se da cuando existe una equivalencia entre dos elementos y/o estructuras numéricas. Dicho de otra forma, se trata de elementos iguales que obtendrán el mismo resultado si se los convierte por otro número.

Además de la congruencia en las matemáticas, podemos hablar de congruencia en el lenguaje. En este sentido, nos referimos a elaborar enunciados con sentido, que sigan las normas y reglas gramaticales. Pero también puede referirse a la coherencia entre la idea o lo que pensamos y lo que terminamos diciendo.

Características y usos de la congruencia

Siguiendo la idea de la congruencia en el lenguaje, podemos decir que esta existe cuando no hay contradicciones. Así, el discurso es coherente y los argumentos que emplea no tienden a contradecirse entre sí. Un discurso congruente expone sus ideas sobre un tema de forma coherente y ordenada.

También podemos hablar de congruencia con respecto al carácter o accionar de las personas. En este sentido, la congruencia tiene que ver con una correlación entre lo que una persona cree, dice y hace. De igual manera puede relacionarse con un accionar vinculado a sus planes o propósitos.

Recordemos que la congruencia se encuentra estrechamente relacionada a la lógica, por lo que a veces se habla más de esta última. De esta manera siempre podemos hallar congruencia cuando los distintos elementos que se encuentran relacionados guardan sentido. En caso contrario, esa relación de elementos puede resultar contradictorio o incluso puede que no se entienda su objetivo.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *